Más allá de 'El Profesor'

SPC
-

Álvaro Morte se ha dado a conocer por ser el 'cerebro' de los atracos de 'La casa de papel', pero, lejos de quedarse encasillado, ha conseguido hacerse un hueco en el mundo de la ficción

Más allá de 'El Profesor'

El pasado viernes se estrenó la cuarta temporada de La casa de papel, un fenómeno internacional que ha logrado adeptos en todo el planeta y que se ha convertido en un trampolín para muchos de sus actores. Entre ellos, Álvaro Morte, el cerebro de los atracos, más conocido como El Profesor, un papel que le ha «cambiado tremendamente la vida» a nivel profesional y personal y que, fuera de etiquetarle, le ha permitido tener «sobre la mesa» y aspirar a «interesantes « y variados proyectos. 
«A mí el Profesor me ha dado muchas cosas, muchísimas. Mi vida ha cambiado a nivel laboral tremendamente. Hoy tengo sobre la mesa muchísimos proyectos muy interesantes», explica el intérprete nacido en Algeciras (Cádiz) hace 45 años.
El actor, que se convirtió en el cerebro de la banda de atracadores más loca de la televisión por primera vez en 2017, ha visto cómo su papel en esta serie, contrariamente a sentir que podría haberle encasillado, le ha abierto puertas y acceso a personas con las que él «soñaba trabajar».
«Estoy muy contento de que la gente, además, piense que no solamente puedo hacer de este personaje, que tengo otras facetas que puedo mostrar. Lo que me ha dado El Profesor es poner mi persona o lo que yo puedo aportar encima de la mesa de cara a mucha gente, gente con la que yo soñaba trabajar», apunta.
Morte, que a raíz de su papel en la ficción creada por Álex Pina ha protagonizado series tan exitosas como El embarcadero (2019), del mismo Pina, o películas como Durante la tormenta (2019) dirigida por Oriol Paulo, reconoce haber experimentado un gran cambio en el plano más íntimo.
«A nivel personal, me ha cambiado la vida con respecto a cómo debo relacionarme con el resto del mundo. En mi vida normal yo sigo viviendo en mi casa y soy el más normal del mundo, pero sí que es verdad que ahora voy a muchos países en todo el mundo y la gente me para por la calle para hacerse una foto», desarrolla el actor con cierta estupefacción e ilusión en el rostro.
Sin embargo, este éxito y reconocimiento internacional no le hacen perder foco y, como él mismo reconoce, le alientan a afrontar su trabajo en La casa de papel con más humildad y poniendo «toda la carne en el asador».
«Me siento muy orgulloso de que hayan contado conmigo y no de lo que yo haya ejecutado. Yo intento hacerlo de la manera más humilde y simplemente yendo todos los días a trabajar como si fuera el primero», argumenta.
Adentrándose en la cuarta temporada, que llegó a Netflix hace apenas 72 horas y que ya ha sido devorada por miles de espectadores, Morte define el atraco al Banco de España, desde el punto de vista de El Profesor, como una «venganza» por la muerte de su hermano Berlín y una nueva oportunidad para mandar un mensaje a la sociedad y al sistema.
«El Profesor aprovecha el vengar a su hermano para mandar un mensaje a toda la sociedad de que estamos en un sistema absolutamente podrido y corrupto y, para él, el gran fracaso sería que ese mensaje no llegara a calar», asevera el intérprete andaluz.
Una nueva temporada, esta cuarta, en la que El Profesor afronta el atraco desde una perspectiva diferente, ya que arranca con el «sufrimiento» de pensar que Lisboa -la inspectora Murillo- ha muerto, algo que le hace caer «directamente a los infiernos».
«Lisboa es la primera relación en serio que tiene en su vida, pero una vez que lo ha probado ya no quiere estar solo. Además, le pone en una tesitura muy complicada porque él no puede dejar de lado el atraco», desarrolla Morte.
Un sufrimiento que el actor, no obstante, no comparte ya que, según cuenta, más que un «reto», rodar esta serie ha sido un «disfrute»: «En La casa de papel ha ocurrido una cosa muy interesante, muy chula y es que jamás nos lo hemos tomado como pensando en ‘¡Qué difícil!’, sino como ‘¡Madre mía qué disfrute poder enfrentarnos a esta secuencia!’».