Núñez acusa a Page de poner en peligro la financiación

Benjamín López
-

El presidente del PP de Castilla-La Mancha asegura que la mesa bilateral entre el Gobierno y la Generalitat pactada por el PSOE coloca a Cataluña en ventaja para acordar el modelo de financiación que más le beneficie

Núñez acusa a Page de poner en peligro la financiación

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Francisco Núñez, responsabiliza a Emiliano García Page y a los diputados socialistas de nuestra comunidad en el Congreso del futuro modelo de financiación autonómica en el que nuestra región puede salir mal parado. Y es que, a su juicio, Cataluña tendrá la capacidad de «elegir y decidir primero» gracias a la mesa de negociación bilateral que pactó Sánchez con ERC y que fue avalada por los votos de todo el Grupo Socialista en la investidura, incluidos los nueve diputados del PSOE de Castilla-La Mancha que con Page son «cómplices necesarios» del nuevo Ejecutivo.
«Esa mesa bilateral para hablar con Cataluña que ha sido votada por los diputados de Castilla-La Mancha implica que asuntos tan importantes como la financiación y de las comunidades autónomas se vaya a debatir primero exclusivamente con Cataluña y posteriormente podamos hablar los demás», dijo Núñez a su llegada a la sede del PP nacional en la calle Génova de Madrid para participar en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional, la primera tras la investidura de Sánchez.
Núñez insistió en todo momento en que el Gobierno recién estrenado es «sin duda alguna perjudicial para los intereses de España y de Castilla-La Mancha». Para España, dijo, «porque nace de un pacto con el comunismo, con los filoetarras y con los separatistas que quieren romper nuestro país» y para nuestra comunidad porque se ha acordado «la creación de una mesa bilateral para hablar con Cataluña».
Esa mesa, argumenta, «ha sido votada por los diputados socialistas de Castilla-La Mancha» y en ella se negociarán «asuntos tan importantes como la financiación de las comunidades autónomas» otorgando así a la Generalitat la posibilidad de que «Cataluña elija primero, decida primero y opina primero frente al conjunto del Estado». En su opinión «ha quedado de manifiesto» que Emiliano García Page «es cómplice necesario para el gobierno de Sánchez y que sin él y sus nueve diputados hoy Sánchez no sería presidente del gobierno y no tendría un gobierno en coalición con los comunistas y de la mano de Bildu y de Esquerra republicana de Cataluña».
A su juicio, nuestra región «pierde hoy 1.000 millones de euros» debido al sistema de financiación actual que fue promovido por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Por eso, dice, la pregunta que hay que hacerse en estos momentos es «qué financiación autonómica nos espera ahora de la mano del PSOE de Sánchez».
Frente a eso, afirmó, el PP va a utilizar todas las herramientas a su alcance para impedir que se pueda aprobar un sistema de reparto según el cual «Castilla-La Mancha tenga menos recursos y Cataluña más».
«Nosotros vamos a reclamar en el parlamento autonómico y también a través de nuestros diputados y senadores en el Congreso y en el Senado una buena financiación autonómica para Castilla-La Mancha y vamos a reclamar que Cataluña, desde la bilateralidad que ha adquirido gracias al gobierno de Pedro Sánchez, no tenga privilegios frente a Castilla-La Mancha y frente a otros territorios», aseguró al respecto.
No lo van a permitir, dijo, porque «ningún castellano-manchego es menos que ningún catalán» a pesar de que «Emiliano García Page haya aprobado esa bilateralidad que permite a Cataluña estar por delante de Castilla-La Mancha». Por eso, reiteró, desde el Partido Popular van a allí donde tengan «capacidad de opinión» para mejorar la financiación de Castilla-La Mancha, para que nuestra comunidad disponga de «más recursos para la sanidad, la educación y las infraestructuras».

Pactos entre PSOE y Ciudadanos
Preguntado sobre la posibilidad de que el pacto de Sánchez con los separatistas afecte a los acuerdos que mantienen Ciudadanos y el PSOE en diversos ayuntamientos de nuestra región, Núñez afirmó que es «un tema que está sobre la mesa y sobre el que Ciudadanos tendrá que tomar sus decisiones».
A su juicio corresponde a la formación naranja decidir qué que posición quiere adoptar respecto a esos pactos «una vez que Emiliano García Page ha quedado desenmascarado y ha quedado clara su postura a nivel nacional».