La restauración de la muralla de la Catedral durará 4 meses

Redacción
-
La restauración de la muralla de la Catedral durará 4 meses

Esta actuación del Consorcio de la Ciudad de Cuenca tiene un presupuesto de 186.900 euros

El Consorcio de la Ciudad de Cuenca ha sometido, desde este viernes, la exposición pública el proyecto de reforma y rehabilitación de la muralla medieval situada en la parte trasera de la Catedral. Estas obras durarán un total de cuatro meses y el presupuesto es de 186.946,96 euros, IVA incluido. El proyecto se encuentra disponible en la página web del Consorcio, donde se detallan la totalidad de los trabajos que se deberán acometer. En el documento, consultado por Europa Press, se prevé la reconstrucción de la esquina que delimita la muralla en la zona derecha, realizando una canalización para la recogida de agua en el patio superior, conduciéndolo a la arqueta existente para disminuir posibles filtraciones de agua al muro a reconstruir. Del mismo modo, para la instalación de los andamios, se prevé limpieza de vegetación, así como un desbroce inferior de la zona de actuación. También se propone la corta de ejemplares de especies alóctonas invasoras como 14 ailanthus altissima y dos ejemplares de cupressus arizonica, que se encuentran en un estado fitosanitario "deficiente".

Ya en el muro, se prevé la limpieza de humedades en varias partes de la muralla, limpieza de paños y retocado de las juntas con mortero, limpieza del lienzo de piedras saneando el rejuntado actual o la consolidación de elementos de mampostería desprendidos. 
Con todo, el presupuesto total que maneja el Consorcio Ciudad de Cuenca para afrontar esta obra, denominada 'Intervención sobre los paños de muralla de las traseras de la Catedral de Cuenca', es de 186.946,96 euros, IVA incluido. 
El plazo de ejecución se fija en cuatro meses, contados desde el día siguiente a la fecha de Comprobación del Replanteo y siendo ésta positiva. La adjudicación del contrato será negociado sin publicidad. En la memoria del proyecto de esta actuación, se recuerda que desde enero de 2016 el Obispado de Cuenca se puso en contacto con el Consorcio para que se llevase a cabo esta obra. Argumentaba la institución eclesiástica "una necesidad urgente de intervención" en la muralla debido su "notable" estado de deterioro.