«A pesar de los problemas, la ilusión sigue viva»

J. López
-

El portavoz de la Comisión Gestora que dirige a la Unión Balompédica, Ángel Mayordomo, repasa la actualidad del club

«A pesar de los problemas, la ilusión sigue viva» - Foto: Reyes Martínez

Dice que el Conquense es el club de sus amores y recuerda que de pequeño, y a pesar de que vivía en Tarancón, venía todos los fines de semana junto a su padre para ver al equipo a La Fuensanta o a Las Quinientas. Afirma ser un balompédico de pro y considera que todo aquel al que les gusta el fútbol «debería tener un amor y una involucración especial con el equipo de su ciudad». Desde julio pasado, Ángel Mayordomo es el presidente de la Comisión Gestora que trata de sacar adelante al club blanquinegro. 
En una frase, ¿cuál es el balance que hace la Gestora de la Balompédica en estos siete meses de trabajo? 
Si tengo que resumirlo en una frase: A pesar de la enorme problemática que nos hemos encontrado, la ilusión por el proyecto se mantiene viva.
En la última asamblea extraordinaria del Conquense expusieron que el agujero del Conquense suma cerca de 800.000 euros. ¿Ha habido alguna novedad al respecto? ¿Han aparecido más facturas olvidadas en el cajón? 
Sí, el día a día está siendo duro y nos hemos encontrado algunos asuntos que están afectando negativamente a la situación del club y que hay que ir resolviendo. Han aparecido algunas cuestiones que no contábamos con ellas, pero vamos a seguir afrontándolas.
¿Qué es lo que ha llevado a la Unión Balompédica a estar en esta situación de crisis económica grave?
Creo que es la suma de varias cuestiones. Un club que quiera tener un nombre en cualquier división necesita de una masa social importante y hacer un proyecto que sea capaz de llamar la atención de todas las personas del mundo del fútbol, de las empresas y de las instituciones. Ese es un trabajo que tenemos que hacer todos los que formamos parte del club. Por otro lado, es importante tener un respaldo del mundo empresarial y que entiendan que el valor del proyecto deportivo no es cuestión de resultados sino también de ánimo social y de trabajo con la gente joven. En eso, por lo menos, solo podemos dar muestras de agradecimiento, tanto a los socios que siguen a pesar de las dificultades como a los empresarios que colaboran en el proyecto. Tampoco hemos sabido llamar la atención y generar un buen clima para que el mundo del fútbol de Cuenca participase en un plan conjunto. Además, al Conquense le falta conciencia de unión, colaboración en algunos conceptos y trabajo conjunto.
¿En algún momento han pensado en abandonar el barco?
Sí, ha habido días y fechas de máxima dificultad que nos ha hecho pensar mucho sobre la situación y el trabajo que desarrollamos y pasarlo francamente mal. Con sentido común y mucha tranquilidad, te das cuenta de que nunca hay que abandonar el barco. Nuestro compromiso con la asamblea de julio fue afrontar de la mejor manera posible esta temporada.
¿Se han planteado alguna vez acudir al concurso de acreedores y resolver la deuda ?
Se ha visto y analizado, pero la Comisión Gestora, desde el primer momento, trabaja para no tener la necesidad de llegar a esa situación. Ese trabajo es para conseguir que el propio proyecto sea capaz de solucionar los problemas.
Ustedes han logrado reducir la deuda en más de 200.000 euros. ¿Cómo ha condicionado esa alta cantidad a la planificación del club?
Está claro que cuando hemos tenido que hacer el presupuesto y la confección de la plantilla del primer equipo, una de las cuestiones que mayor peso ha tenido es el pago de las deudas. Nuestra filosofía era trabajar con el mayor número de profesionales de la provincia en el primer equipo, que sirve de asentamiento del proyecto general, pero también es muy importante el trabajo con el filial, el femenino o los tres equipos juveniles. Claro está que se podrían haber hecho más cosas, no solo con cuestiones relacionadas con la plantilla, de la que estamos satisfechos, pero también con otros asuntos para mejorar la imagen del club y la profesionalización. 
A vueltas con La Fuensanta, ¿qué tiene que pasar para que se finalicen de una vez por todas las obras?
Hay que estar de enhorabuena. Parece ser que se ha dado un fuerte empujón al proyecto. Hay presupuesto y estoy convencido de que en los próximos meses la luz será una realidad. Las distintas administraciones nos han transmitido, en las reuniones que hemos mantenido, su absoluta predisposición para hacer un análisis y cuál sería la obra definitiva que habría que afrontar para que el campo tuviese la mayor de las garantías. Con un buen cuidado y buena gestión, La Fuensanta puede dar un buen servicio para otras actividades. 
¿Cuál es el balance del club en lo meramente deportivo?
La Comisión está muy satisfecha con el trabajo que se está haciendo. En este proyecto hay una enorme ilusión por trabajar en todos los ámbitos, que se puede ver desde los entrenadores que trabajan en la escuela como los técnicos del juvenil; el proyecto del fútbol femenino, que tiene mucho recorrido y por el que debemos apostar de manera clara; y el filial, que trabaja para formar a jugadores. Con el trabajo del primer equipo estamos muy contentos porque da orgullo ver a los jugadores y al cuerpo técnico día a día. A veces se ganan partidos y otras veces no. Creo que por la plantilla podría estar más arriba de lo que está, pero estoy convencido de que esos profesionales están haciendo todo lo que está en su mano por sacar adelante el proyecto deportivo. Además, se ha generado un equipo que es más una familia que otra cosa y mucha culpa es del buen ambiente que se ha generado.
A lo largo de estos siete meses se han realizado varias iniciativas para atraer al aficionado ¿Les preocupa la asistencia de público?
Efectivamente, en los últimos tiempos se ha perdido una masa social. No hemos sido capaces de generar ilusión o algunas cosas no se han hecho como la gente creía que se debería. El club tiene que trabajar para cambiar la dinámica y generar ilusión, y volver a recuperar a las personas que antes participaban y ahora no lo hacen. De todas formas, en el último partido ante el Toledo el ambiente fue totalmente distinto. Participó mucha más gente y vi un ambiente muy bueno de gente involucrada. 
La Comisión Gestora concluirá su mandato en julio. ¿Ya han pensado en presentar una candidatura a las próximas elecciones?
Es verdad que lo hemos hablado en algunas reuniones, pero ahora mismo no tenemos una decisión tomada. No es el momento de tomarla, es el de afrontar la problemática del club y la gestión diaria.
Imagínese que ya ha finalizado la campaña. ¿Qué posición ocupará el Conquense en la clasificación?
Me gustaría que acabase entre los cuatro primeros, pero entiendo que el equipo debe afrontar partido a partido. 
¿Qué sería para la Comisión Gestora todo un éxito?
Haber sido capaces de generar un buen ambiente futbolístico alrededor del proyecto, haber generado ilusión entre las personas del mundo del fútbol de Cuenca y entre los jóvenes y la cantera. Que todos los profesionales que han participado en el proyecto, los  socios, la prensa, acaben la temporada diciendo que este es un buen club, un club señor en el que se puede trabajar y participar.