Una clase de por qué, cómo y dónde emprender

Redacción
-
Una clase de por qué, cómo y dónde emprender

Más de medio centenar de personas asisten a la jornada de emprendimiento impartida por el exdirectivo en empresas multinacionales, Miguel Aguado. CEOE-Cepyme Cuenca, la UIMP, la Diputación y el Ministerio de Ciencia colaboraron en esta ponencia

Más de medio centenar de personas han asistido a la jornada titulada ‘Por qué, cómo y dónde emprender en España’, impartida por el exdirectivo en empresas multinacionales Miguel Aguado.

En esta jornada el ponente intentó orientar a los asistentes sobre la manera en la que deben afrontar su proyecto empresarial, avisando de los riesgos y proponiendo algunas fórmulas más seguras.

Este evento ha contado con la colaboración de la Confederación de Empresarios de Cuenca, la Diputación provincial, la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

El ponente quiso establecer las tendencias económicas que se están produciendo en la actualidad y señalar las opciones de emprendimiento que ofrece ahora mismo la economía.

Aguado señaló que el emprendimiento es fundamental porque el tsunami tecnológico va a afectar a millones de empleos y es necesario que la gente se acostumbre a los cambios y si se pueden antes, mucho mejor.

Miguel Aguado. Aguado es licenciado, ex directivo de diferentes multinacionales, emprendedor en Aglobal.es, escritor y orador internacional que ha formado a miles de emprendedores para lograr su libertad financiera en 23 países.

Para este ex directivo “emprender es salir de la zona de confort en la que se puede estar, que puede dar miedo, pero hay lo que se llama el emprendimiento híbrido que consiste en seguir trabajando en mi profesión y empezar mi poco tiempo libre no productivo para montar tu empresa”.

Además, quiso señalar que “emprender es aprender, no es hago esto y tal porque el fracaso más grande que existe en el mercado es que la gente tiene inteligencia técnica, pero no tiene inteligencia emocional, ni inteligencia financiera”.