El turismo busca reinventarse

Agencias
-

El presidente andaluz apuesta por abrir de manera progresiva los hoteles y las playas de cara al verano, cumpliendo con las máximas medidas de seguridad, distanciamiento y limpieza

El turismo busca reinventarse - Foto: CATI CLADERA

Como si de una carrera a contrarreloj se tratara por ver qué comunidad autónoma da luz verde al reinicio de la actividad turística, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, apostó ayer por ir abriendo «de manera progresiva» y «con limitaciones» hoteles, restaurantes y playas el próximo verano,  cumpliendo con las máximas garantías de seguridad, distanciamiento y limpieza, al tiempo que señaló la posibilidad de reabrir las playas aunque «limitando el aforo». «Este verano no va a ser igual que el anterior», advirtió.
Moreno insistió en que Andalucía debe ser de las primeras regiones en llevar a cabo una desescalada por comarcas o provincias del confinamiento teniendo en cuenta el impacto de la pandemia en este territorio. «Andalucía reúne las condiciones para que en algunas comarcas y provincias podamos ya, de manera progresiva y con las máximas garantías sanitarias necesarias, activar la libertad de movimiento y actividad económica», detalló.
Además, mostró su preocupación por el sector turístico, que podría alcanzar unas pérdidas de 15.000 millones y afectar a 120.000 empleos si el confinamiento se alarga y no hay actividad turística durante el verano. «Es una industria clave para Andalucía y quiero ser optimista», apuntó, por lo que el Gobierno andaluz de PP-A y Ciudadanos (Cs) ya está trabajando con el sector de la restauración y el hotelero al respecto.
«Están haciendo propuestas que pasan por certificar la limpieza microbiológica diaria, tomar temperaturas y ampliar los espacios entre mesas. Creo que sería razonable, si hay ese compromiso por parte del sector, de abrir de manera progresiva», afirmó el presidente andaluz, quien señaló también que este año el turismo será nacional teniendo en cuenta la situación de otros mercados como el británico.
«Pienso que se puede ir abriendo el sector turístico de manera progresiva y con las máximas garantías».


Limitar aforos

En cuanto a la situación de las playas este verano, Moreno aseguró que no se producirá la imagen de playas concurridas, sino que habrá que limitar aforos. Esto sería a través de controles en los accesos establecidos en el perímetro de las mismas. «No es lo que estamos acostumbrados, pero sin tratamiento ni vacuna, no es posible otra cosa», explicó.
No obstante, señaló que echa de menos un plan al respecto por parte del Gobierno central: «Echo en falta esa planificación del Gobierno en la que queremos participar las comunidades autónomas porque podemos ayudar a tomar decisiones que sean certeras y positivas para el conjunto de los ciudadanos en un momento tan difícil para la economía del país».
En esta línea, el sector está también dispuesto a «tomar la temperatura y a ampliar los espacios entre las mesas, asegurar el distanciamiento social», por lo que asegura que es «razonable» abrir las posibilidades de impulsar esas actividades en verano «de manera progresiva».
En cuanto a las playas,  señalaron los hosteleros andaluces que no va a ser posible que estos espacios estén «concurridos», aunque defendieron que puede ser posible la apertura de restaurantes,  zonas comunes de los hoteles y otros espacios siempre y cuando se reduzcan los aforos al público.