Un torneo de 8 o 10 equipos y sin descensos

EFE
-

La ABP pedirá que se pueda «garantizar la salud» de los deportistas, así como permitir una pretemporada «de al menos 20 días» antes de reiniciar la competición

Un torneo de 8-10 equipos y sin descensos - Foto: José Miguel Esparcia

La Liga ACB de baloncesto podría acabar, si las condiciones sanitarias lo permiten, con un torneo final de 8 ó 10 equipos «máximo» y sin descensos. Estas es una de las principales opciones que se están barajando según los responsables del sindicato de jugadores ABP, que ven «inviable» que se pueda competir más allá de mediados de julio.
«Si se retomase la competición no sería con los 18 equipos, sino con ocho o diez máximo, y seguramente no iría mucho más allá de mitad de julio», explicó el presidente de la Asociación de Baloncestistas Profesionales, Alfonso Reyes, durante un encuentro por videoconferencia con varios medios de comunicación.
En el caso de que esto fuera posible, algo que el sindicato de jugadores ve «complicado», la ABP pedirá que se pueda «garantizar la salud» de los deportistas, así como permitir una pretemporada «de al menos 20 días» antes de reiniciar la competición, para la que se han ofrecido varias ciudades a ser sede, aunque no hay «nada aprobado».
Si la competición pudiera reanudarse, el presidente de la Asociación de Baloncestistas Profesionales advirtió que como los jugadores detecten que la garantía del cuidado de su salud no está «cerca del 100%» lo denunciarán, y el sindicato les apoyará en ello.
Respecto a la situación actual de los jugadores, Reyes explicó que cada club ha realizado medidas distintas con sus jugadores -Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) totales, parciales, acuerdos con las plantillas- y explicó que los jugadores afectados por un ERTE deberían ver su contrato ampliado en el mismo número de días que hayan estado bajo esa medida laboral.
En cuanto a si les preocupa sufrir impagos, el secretario general del sindicato, Rafa Jofresa, recordó que los jugadores son «los primeros que están arrimando el hombro» en los ERTE o acuerdos con clubes, y reconoció que antes de la emergencia sanitaria ya se habían producido impagos en algunos clubes de baloncesto.
La emergencia sanitaria ha provocado que varios jugadores hayan regresado a sus países -algunos con permiso de sus clubes, otros sin él-, un aspecto que también habría que tener en cuenta en caso de una teórica reanudación de la competición si las fronteras no están abiertas. «Habrá jugadores que ni vuelvan, habrá que ver cómo están las plantillas si llega el momento», añadió Reyes.
Los representantes de los jugadores aseguraron que tienen «buena comunicación» tanto con la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) como con la Federación Española de Baloncesto, aunque lamentaron no haber sido convocados al Grupo de Tareas para el Impulso al Deporte formado por el Consejo Superior de Deportes.
«Han creado una comisión con federaciones, ligas, en la que la única asociación de deportistas es AFE (futbolistas), el resto no estamos ninguna, como siempre estamos fuera de las decisiones», señaló Alfonso Reyes, que consideró que el CSD «ni está, ni se le espera».
Los dirigentes de ABP recordaron que han intentado tener una reunión con la presidenta del CSD, Irene Lozano, sin éxito, y pidieron a la institución que «tome decisiones» y «tenga en cuenta a los deportistas».