Putin acerca posturas con Kim Jong-un

Efe
-

El jefe del Kremlin se muestra dispuesto a dispuesto a cooperar para reducir tensiones entre las dos Coreas de manera pacífica y alega que la desnuclearización en la península es posible

Putin acerca posturas con Kim Jong-un - Foto: VALERIY MELNIKOV / SPUTNIK / KRE

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha asegurado hoy que "no hay alternativa" a una solución pacífica del problema nuclear en la península coreana, y se mostró dispuesto a una mayor cooperación para reducir las tensiones entre Corea del Norte y Corea del Sur.
"Partimos del hecho de que no hay ni puede haber alternativa al arreglo pacífico del problema nuclear y de los otros problemas de la región", señaló Putin durante la recepción que ofreció al líder norcoreano, Kim Jong-un, tras concluir su primera cumbre en la Universidad Federal del Lejano Oriente, en la isla Russki.
El presidente ruso recalcó que está dispuesto a aumentar la cooperación a fin de reducir las tensiones en la península coreana, al afirmar que "juntos se pueden mover montañas" y ha asegurado que la desnuclearización de la península coreana "es posible", pero que Pionyang exige a cambio garantías de seguridad.
"Estoy convencido de que ahí está justo la clave del éxito", recalcó Putin, quien añadió que, "con la activa participación de la comunidad internacional, de todos los países interesados, lograremos con seguridad los objetivos de garantizar una sólida paz, estabilidad y prosperidad en la península coreana".
El mandatario ruso, que agasajó a Kim con una cena de platos rusos tradicionales y bailes y canciones cosacas del sur de Rusia, propuso un brindis para fortalecer la amistad y la cooperación entre la Federación de Rusia y Corea del Norte, y ambos levantaron copas de vino blanco.
Putin y Kim mantuvieron hoy su primera cumbre desde que el mariscal norcoreano asumiera el poder en su país en 2011, primero a solas y posteriormente junto a sus respectivas delegaciones.
El primer cara a cara entre ambos líderes duró aproximadamente una hora y media, en tanto que la reunión en formato ampliado, en presencia de ministros de varias carteras, se prolongó una hora y 40 minutos, según fuentes rusas.
Tras la cena, se espera que Putin exponga ante los medios de comunicación sus impresiones y conclusiones de la cumbre.
La cumbre de Vladivostok se celebró después del fracaso de la última cita entre Kim y el presidente de EEUU, Donald Trump, celebrada en febrero pasado en la capital de Vietnam, Hanói.