Sanidad toma el mando de Castilla-La Mancha

J.A.J
-

El Consejo de Gobierno emite un decreto de medidas extraordinarias en materia económica y administrativa para afrontar la crisis del coronavirus. La norma supone poner todos los recursos regionales a disposición de la Consejería de Sanidad.

Sanidad toma el mando de Castilla-La Mancha

Todo el poder para la Consejería de Sanidad, con el objetivo de afrontar la 'guerra' contra el coronavirus. En esto se resume un decreto de medidas extraordinarias en materia económica y administrativa aprobado este miércoles por el Consejo de Gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Este decreto pone a disposición de la autoridad sanitaria, en el caso de la región el consejero Jesús Fernández Sanz, medios técnicos, humanos, materiales y financieros sin restricciones. Esto empieza por la desaparición de los controles de gasto público de la Consejería de Hacienda, a fin de que no estorben en la única prioridad en este momento, el combate de la alerta sanitaria y los perjuicios económicos y sociales que está dejando en la población. Así lo explicaba en una comparecencia ante la prensa el consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina, al termino de esta sesión extraordinaria del Ejecutivo castellano-manchego dirigida por el presidente regional, Emiliano García-Page.

Ruiz Molina compareció acompañado por la consejera portavoz, Blanca Fernández. Señaló que el nuevo decreto busca cumplir tres objetivos: dotar de una mayor agilidad administrativa a la Junta a la hora de abordar esta emergencia, reducir el impacto económico de esta crisis sobre pymes y autónomos, y reforzar los medios a disposición de la Consejería de Sanidad para combatir la enfermedad.

Sobre la agilidad administrativa, el consejero de Hacienda explicó que se suspenden los controles previos de su departamento al gasto público para facilitar la toma de decisiones en la actual situación de emergencia. También desaparecerán los controles previos sobre contrataciones de personal o material destinado a la lucha contra el coronavirus.

En cuanto al refuerzo de medios de Sanidad, se pone a disposición del Sescam al personal de limpieza de las contratas de centros educativos y de día, cerrados para prevenir contagios. El consejero de Hacienda explicó que con esta decisión se busca "matar dos pájaros de un tiro", ya que a la vez que se mejora la limpieza de centros sanitarios, fundamental cuando se enfrenta una enfermedad infecciosa, se puede aminorar los expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE) que podrían afectar a las plantillas de estas contratas al quedarse sin actividad. En materia de personal, también se garantiza la renovación de contratos en la administración regional de interinos cuyo contrato venza durante el actual estado de alarma, y no se despedirá a los que sustituyan a liberados sindicales que se reincorporan a su trabajo en la administración para afrontar esta crisis, algo que beneficiará en primer lugar a la plantilla del Sescam.

En el plano económico, la Junta también priorizará los pagos a proveedores destinados a autónomos y pequeñas empresas, para facilitar su sostenimiento en estas duras circunstancias.

En cuanto a los contratos destinados a Sanidad, podrán hacerse por un precedimiento de emergencias que les quita trabas burocráticas, con el fin de que se pueda responder de manera inmediata a cualquier eventualidad generada por el coronavirus.

Añadido a todo esto, la Junta pone a disposición de su autoridad sanitaria los efectivos, vehículos y otros medios del Cuerpo de Agentes Medioambientales, de la empresa pública Geacam, y el parque móvil, además de todo el patrimonio, como inmuebles, de la administración regional para lo que resulte necesario.