"El alfar se va a recuperar para toda la ciudad"

Redacción
-

Darío Dolz ha visitado las obras del alfar de Pedro Mercedes junto con el hijo del maestro alfarero y responsables de las administraciones integradas en el Consorcio Ciudad de Cuenca, que ejecuta las obras.

"El alfar se va a recuperar para toda la ciudad"

El alcalde y presidente del Consorcio Ciudad de Cuenca, Darío Dolz, ha visitado las obras del alfar de Pedro Mercedes que se iniciaron hace una semana junto al hijo del maestro alfarero, Tomás Mercedes; el vicepresidente del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro; el presidente de la Diputación Provincial, Álvaro Martínez Chana; el subdelegado del Gobierno, Juan Rodríguez Cantos; la delegada de la Junta, M. Ángeles Martínez; y el gerente del Consorcio, Daniel León. Un recorrido en el que la arquitecta Patricia Huerta y el arqueólogo Santiago Domínguez han expuesto el contenido del proyecto. 
Dolz ha recordado que las obras, que está ejecutando el Consorcio de la Ciudad de Cuenca, tienen un plazo de ejecución de 12 meses y un presupuesto de casi 611.000 euros. Una actuación que ha salido adelante “gracias a la sintonía” entre las cuatro administraciones que conforman el organismo, pues “con sintonía estas cosas salen adelante, por lo que esperamos que futuras obras sigan el mismo curso”. 
Consisten en primer lugar en trabajos de conservación y consolidación, para a continuación crear un itinerario expositivo y espacios de uso cultural y docente en el que realizar talleres de cerámica y otras artes plásticas, conferencias y reuniones, con el fin de que “sean usados por los conquenses y especialmente por los vecinos del barrio de San Antón”, ha detallado el alcalde, quien ha subrayado que “queremos recuperarlo para toda la ciudad”. 
El hijo de Pedro Mercedes, Tomás Mercedes, ha mostrado su alegría porque “por fin” se hayan iniciado las obras, destacando que la “ilusión” de la familia es que no sólo sea un museo al uso, sino “que sea algo vivo” para Cuenca y para el barrio de San Antón que “está muy necesitado de estas cuestiones culturales”. 
Por lo que respecta al aspecto expositivo, Mercedes ha recordado que la Junta de Comunidades cuenta con 240 obras del alfarero y el Ayuntamiento otras como “las famosas placas del mercado”. En cualquier caso ha dicho que “si además se considera necesario que la familia aporte o ceda algunas piezas en concreto que no se tenían o son distintas, por supuesto que estamos encantados”. 
La arquitecta, Patricia Huerta, ha señalado por su parte que el diseño del proyecto se ha hecho junto con la familia “para ver exactamente cuáles eran las necesidades”, mientras que el arqueólogo, Santiago Domínguez, ha puesto en valor el proyecto actual con respecto a otros anteriores que “eran menos respetuosos con el edificio y en los que se respetaba solamente uno de los hornos”. Frente a ellos y basándose en trabajos de valoración arqueológica y estudios de campo “se decidió que esto es mucho más que un horno”. De hecho, ha explicado, “tenemos un yacimiento arqueológico del siglo XVI y también el alfar de principios del siglo XX que compró Pedro Mercedes”. 
El objetivo es así, ha resaltado Domínguez, “contar con un espacio arqueológico, etnográfico y artístico en el que se puede contar la vida de Pedro Mercedes y cómo convirtió la alfarería tradicional en artística”.