Rivlin rechaza la prórroga de Gantz para formar gobierno

EFE
-

El líder israelí de Azul y Blanco había acusado a la pandemia de Covid-19 como principal causante del retraso de las conversaciones, pero tras la negativa la orden vuelve al Parlamento, que encargará a otro diputado la creación de un nuevo Ejecutivo

Rivlin rechaza la prórroga de Gantz para formar gobierno - Foto: ANDRZEJ GRYGIEL

El presidente de Israel, Reuvén Rivlin, rechazó hoy la prórroga solicitada ayer por Beny Gantz para formar gobierno, cuyo plazo de 28 días finaliza mañana en la medianoche.

"En las circunstancias actuales, no será posible una extensión del periodo", informó el jefe del Estado al líder de Azul y Blanco, al que encargó formar un ejecutivo tras las elecciones del pasado 2 de marzo.

Rivlin ya advirtió a todos los partidos que quería la formación rápida de un gobierno, como exige la actual situación de emergencia mundial por la pandemia del nuevo coronavirus, y en un reproche a la incapacidad de las formaciones de llegar a pactos, tras tres elecciones, que permitan acabar con más de un año de bloqueo político.

"El presidente tomó su decisión tras hablar con el líder del Likud, Benjamín Netanyahu, que no confirmó en su conversación que los partidos estén cercanos a firmar un acuerdo que pueda llevar a un gobierno de unidad", explicó un comunicado de Presidencia.

De no firmarse un acuerdo antes de la medianoche de mañana, y si el número de diputados que apoya a cada uno de ellos no ha variado (es decir, Netanyhau sigue teniendo 58 apoyos, tres menos de la mayoría simple que necesita), Rivlin entregará al Parlamento (Knéset) el mandato de formar un ejecutivo. La Cámara tendrá un plazo de 21 días para elegir un diputado, al que se le darán 14 días más para montar ese gabinete.

También puede ocurrir que Gantz y Netanyahu se pongan de acuerdo antes de que acabe el día de mañana para acudir unidos a comunicarle a Rivlin que tienen un acuerdo de gobierno, pero que falta definir los detalles. Si ambos piden un aplazamiento, se espera que el presidente sí lo conceda.

En el proceso para formar gobierno, Gantz ha perdido el apoyo de su coalición, Azul y Blanco, que ha acabado partida en dos: los que le apoyan en su decisión de inclinarse por un gabinete de unidad con Netanyahu y los que apostaban por un ejecutivo alternativo, con el apoyo externo de la Lista Unida árabe, que sacase al actual primer ministro del poder, objetivo con el que su coalición se presentó a las últimas tres elecciones.