El palco le niega la novena puerta grande a Galán en Madrid

Leo Cortijo
-
El palco le niega la novena puerta grande a Galán en Madrid

El rejoneador taranconero, tras firmar una labor de premio doble, tuvo que conformarse con una solitaria oreja debido a la decisión, para muchos incomprensible, del presidente del festejo

Sergio Galán acarició con los dedos de la mano su novena puerta grande en Las Ventas. El rejoneador taranconero, tras firmar una labor de premio doble, tuvo que conformarse con una solitaria oreja debido a la decisión –para muchos incomprensible– del presidente.

Todo ocurrió en el segundo de su lote, el mejor del encierro de Fermín Bohórquez. Galán apostó de salida por Embroque, que rayó a una gran altura durante toda la tarde, para galopar de costado y ejecutar hasta la hermosina. Después montó a Ojeda para torear con la grupa antes de dejárselo llegar y torear a caballo con el clasicismo y la pureza que pocos atesoran. El broche a la maciza actuación del de Tarancón fue un soberbio par a dos manos viniendo de frente a lomos de Apolo, así como un rejonazo certero. Todos esperaban las dos orejas, pero el palco se empeñó en aguar la fiesta.

Con su primero, al que recibió a portagayola y con el que saludó una ovación, anduvo muy por encima, y es que el animal fue muy justo en todos los sentido. A destacar, un gran par a dos manos montando a Apolo, con el que acabó desplantándose haciendo el teléfono.