Sánchez: "No estamos en fase de desescalada"

Agencias
-

El líder del Ejecutivo recalca que "todavía estamos lejos de la victoria", superar la pandemia, y no descarta que tras el fin de las restricciones actuales, el 26 de este mes, se mantengan o refuercen

Sánchez: "No estamos en fase de desescalada"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recordado durante su comparecencia tras la reunión telemática con los presidente autonómicos que España "aún no está en fase de desescalada". "Los resultados todavía no recogen los efectos de la hibernación. Estamos lejos de la victoria, pero son los primeros pasos. Tenemos que seguir combatiendo. Esta pandemia nos desafía en el frente sanitario y en el económico y social", ha explicado, dejando claro que "la desescalada, comenzará, como pronto, dentro de dos semanas".

Esa desescalada será progresiva y muy cautelosa, según el presidente, quien ha incidido en que todas las restricciones se mantienen pese al retorno de las actividades económicas no esenciales a partir del lunes.

 

Rebajar la tensión política

El presidente del Gobierno ha pedido este domingo a todos los partidos "una desescalada de la tensión política" y ha abogado por la unidad para hacer frente a la crisis del coronavirus, poniendo como ejemplo el consenso alcanzado hace 40 años en la Transición.

Sánchez ha subrayado que el Covid-19 no distingue de territorios ni de color político, por lo que la respuesta "debe ser común, unida". Esto debe hacerse, a su juicio, a través de un gran pacto de reconstrucción económica y social que se selle en los nuevos Pactos de la Moncloa que quiere impulsar el Gobierno y que el presidente quiere que se formalicen esta misma semana en una primera reunión.

Para este objetivo, el jefe del Ejecutivo ha insistido en dejar atrás "las palabras gruesas y el lenguaje agresivo". "Mientras prosiga esta crisis, solo unidad. Sin reproches ni críticas ni desplantes", ha pedido reclamando primero el apoyo del PP como primer partido de la oposición pero también del resto de formaciones políticas "sin excepción".

"Democracia significa pluralidad, pero también unión cuando tenemos el ataque de un enemigo común", ha sostenido recordando el ejemplo de hace 40 años y pidiendo a todas las formaciones que se inspiren en él. "Todos sabemos que cuando venzamos esta guerra necesitaremos todas las fuerzas país para vencer la posguerra", ha reconocido.

 

Reunión próxima con la oposición

Sánchez ha anunciado este domingo que en los próximos días se reunirá con todos los partidos políticos y los agentes sociales para impulsar los nuevos pactos de la Moncloa que sienten las bases de la reconstrucción económica y social de España por la crisis del coronavirus.

En su comparecencia en el Palacio de la Moncloa, Sánchez ha apelado en repetidas ocasiones a la unidad de toda la sociedad y de todas las fuerzas políticas, por lo que ha defendido una "desescalada urgente" de la tensión política en la que se dejen a un lado ya "el lenguaje agresivo y las palabras gruesas".

"Me comprometo a trabajar en ello. La rebaja en la tensión política debe empezar ya para dar paso a la unión política", ha enfatizado el presidente del Ejecutivo, que ha dicho que el conjunto de la sociedad es el mejor ejemplo.

Ese espíritu de unidad de toda la sociedad "de izquierda a derecha", ha añadido, "es la lección de los españoles y es el ejemplo que debemos seguir".

A juicio de Sánchez, ese acuerdo para la reconstrucción debe contar con la participación de todos los partidos. "Mi propuesta es de corazón y todos debemos ser parte de esta reconstrucción", ha añadido.

Sánchez ha asegurado que la tarea que España tiene por delante es "ingente" y que necesitará la aportación de todos. "Estamos inmersos en una guerra total que nos incumbe a todos tanto en plano nacional como europeo y global".

En esa línea, ha reconocido que el acuerdo de la UE "no colma todas las demandas" y, por ello, España seguirá reclamando una respuesta más ambiciosa de ayudas.