Škoda Felicia, un adelantado a su tiempo

SPC-Agencias
-

El modelo fue 'bautizado' en el Puente Carlos de Praga con agua del río Moldava

Škoda Felicia, un adelantado a su tiempo

El 17 de octubre de 1994, el Felicia, sucesor del mítico Favorit, se convirtió en el primer modelo de Skoda desarrollado bajo el paraguas del Grupo Volkswagen. Un vehículo que tuvo éxito en competición, pero que también fue muy bien recibido por los clientes: hasta 2001, las plantas de la República Checa produjeron más de 1,4 millones de unidades de esta familia de modelos, que incluía las versiones ‘Pickup’, Vanplus y Fun.
 La compañía centroeuropea ya había modernizado los modelos Favorit y Forman antes de unirse al Grupo Volkswagen en 1991. La introducción del Felicia, sin embargo, fue el momento de inflexión: en la técnicamente exigente remodelación de su predecesor, se emplearon 1.187 componentes de vehículo nuevos para combinar la tecnología moderna y un diseño fresco con un interior espacioso y una atractiva relación entre precio y rendimiento.  
La preproducción empezó con los primeros 50 prototipos en la planta de Vrchlabí el 5 de septiembre de 1994. Y, con la experiencia obtenida de la fabricación de estos vehículos, se optimizó el proceso de fabricación en Mladá Boleslav, que empezó el lunes 17 de octubre. El primer modelo de producción salió de la línea de montaje a las 10,20 de ese mismo día. Nueve días más tarde, el 26 de octubre de 1994, Skoda presentó tres de estos vehículos en sociedad, con un guiño a su país de origen, ya que los coches estaban pintados con los colores de la bandera nacional checa. El por aquel entonces alcalde de Praga los bautizó en el Puente Carlos con agua del río Moldava.
Škoda Felicia, un adelantado a su tiempoŠkoda Felicia, un adelantado a su tiempoLa firma centroeuropea se pensó mucho la elección del nombre del modelo: por un lado, es una referencia al icónico descapotable de finales de los 50 y principios de los 60; por otro, se deriva del latín Felicitas (suerte). De ahí que Skoda donara uno de los primeros vehículos a la familia Ondráçek, que acababa de dar la bienvenida al mundo a cuatrillizos casi al mismo tiempo que se bautizaba al nuevo modelo.
La carrocería de este vehículo se benefició de una rigidez torsional significativamente mayor que redujo significativamente el ruido en el interior e incrementó la comodidad de la suspensión. Además de esto, tenía un mayor nivel de seguridad, verificado en los ‘TÜV crash test’ en 1995. La producción y ensamblaje del nuevo modelo también cumplía con estrictos estándares de calidad, como evidenciaba la certificación de la norma ISO 9002. L
El motor básico era un motor de gasolina de cuatro cilindros con un cubicaje de 1.289 c.c., proporcionando una entrega de 40 kW (54 CV) o 50 KW (68 CV), en función de la variante. Un motor 1.6 MPI más potente, de 55 kW (75 CV), y otro motor diésel de 1.9 litros y 47 kW (64 CV) de potencia, fueron añadidos a la gama en 1995.  
Škoda Felicia, un adelantado a su tiempoŠkoda Felicia, un adelantado a su tiempo Las versiones de este vehículo comercial continúan la historia de éxitos del modelo pionero. Así, Skoda amplió la gama con el Felicia Combi y, poco después, empezaron a salir de la línea de producción las versiones ‘Pickup’, Vanplus y Fun.