El rey pasa revista a las instalaciones del Alcázar

La Tribuna
-

Felipe VI fue recibido en el Museo del Ejército por el general director, Antonio Rajo. Visitó sus diferentes departamentos y saludó al presidente de la Junta y a la alcaldesa de Toledo

El rey visitó el taller de restauración textil del Museo del Ejército.

Mucho movimiento policial anunciaba ayer la visita del Rey Felipe VI al Museo del Ejército a las diez de la mañana. Los policías nacionales, apoyados también por los agentes locales, los efectivos de Seguridad de la Casa Real y otro personal dedicado a estas labores se apostaron en los alrededores del Alcázar desde primera hora y llamaron la atención de algunos toledanos y de los turistas madrugadores que se atrevieron a acercarse a ese cordón policial a preguntar qué pasaba.
Otros turistas, en cambio, se enteraron de la visita de Felipe VI un poco más tarde, cuando intentaron acceder al museo y se encontraron con un cartel que indicaba que estaba cerrado por la mañana. «¿Ha venido también Letizia?», preguntó una mujer de mediana edad con curiosidad a las puertas del Museo del Ejército.
La entrada del rey fue rápida, discreta y prácticamente invisible porque accedió en coche por la puerta del Ángel del Alcázar. Su visita no provocó la expectación de ocasiones anteriores ni animó a formar un cordón de espontáneos con paciencia para conseguir un saludo suyo. Quizá el momento más llamativo de la mañana se produjo con la entrada de las autoridades, pasadas las 12.45 horas, pero siguieron un protocolo similar y accedieron en sus vehículos. Eso sí, esta vez, quizá por el horario, sí había curiosos en los alrededores esperando una buena foto.
El Rey Felipe VI tenía marcada una agenda muy completa. A su llegada fue recibido por el Jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), General de Ejército Francisco Javier Varela Salas y por el director del Instituto de Historia y Cultura Militar (IHCM) General de División Enrique Bohigas Jayme.
Tras recibir los Honores de Ordenanza en la explanada este del edificio del Alcázar,  el rey saludó a los representantes del IHCM, y posteriormente se trasladó a la sala de directores, donde se le informó de las iniciativas y actividades del Instituto para promover la cultura de Defensa.
Posteriormente, visitó el almacén de material de artillería a cargo de Germán Dueñas Beraiz, Jefe del Departamento de Armas del Museo y el almacén de vexilia y uniformes a cargo de Beatriz Jiménez Bermejo, Jefa del Departamento de Uniformidad y Simbología del museo.
A continuación, el monarca se trasladó al taller de restauración de textiles a cargo de María del Carmen López-Villalta Nieto, Jefa del Departamento de Conservación Preventiva y Restauración del museo
Más tarde, Felipe VI visitó la exposición temporal ‘La Batalla por la Independencia. La contribución española a la independencia de los Estados Unidos de Norteamérica’, a cargo de Ainhoa López de laCuesta, Comisaria de la Exposición.
La agenda no acabó ahí. Felipe VI también se acercó al yacimiento arqueológico del museo, a cargo de Enrique Rontomé Notario, Jefe del Departamento de Arqueología y Patrimonio del Museo y diversas salas como la de la Historia del Museo y la sala de la Monarquía Hispánica.
La visita finalizó con un saludo a las autoridades civiles que acudieron a presentarle sus respetos, entre ellos el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el presidente de las Cortes regionales de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, el delegado del Gobierno, Francisco Tierraseca, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón Jaime y el subdelegado de Gobierno Carlos Ángel Devia.