Moya apuesta por integrar la estación del AVE

Redacción
-
Moya apuesta por integrar la estación del AVE

La candidata a la Alcaldía del PP se compromete a "trabajar en crear cuantas sinergias sean posibles entre la ciudad y su estación AVE, para hacerla más accesible a los conquenses"

La candidata del PP a la Alcaldía de Cuenca, Luz Moya, se compromete a “trabajar en crear cuantas sinergias sean posibles entre la ciudad y su estación AVE, para hacerla más accesible a los conquenses”. Y en este sentido hace referencia a cualquier ámbito que tenga relación con ella, ya sea el de planeamiento, el de horarios, el de precios, o el de aproximación emocional y física, por citar unos ejemplos.

 

Y es que, la candidata popular considera que desde que a finales de los 90 se tomó la decisión de ubicar la estación AVE en el paraje conocido como “La Estrella”, lejos de la ciudad, ha pasado mucho tiempo y, sin embargo, no se ha tomado ninguna decisión relevante destinada a aproximar la ciudad a su estación AVE.

 

Señala que “si bien la red de alta velocidad AVE es hoy una infraestructura vital (indiscutible) para el progreso de nuestra ciudad, y el porcentaje de operaciones en relación a la población es muy elevado, la ciudad se ha mantenido absolutamente impasible (ajena) a su estación AVE”. Como ejemplos, cita en ese período la apuesta del Ayuntamiento por la ampliación de Villarromán o el desarrollo de los terrenos en torno a la Ronda Oeste (en lugar de orientar el crecimiento de la ciudad hacia la estación AVE), o la que considera una fatal injerencia de la Junta de Comunidades en las competencias municipales al imponer una gran infraestructura destinada a hospital y otros múltiples usos en el paraje conocido como “El Terminillo”, también alejado y contrario al modelo de ciudad existente y a las necesidades de ésta de aproximarse a la estación AVE.

 

El resultado, apunta, es que tras ya demasiados años (al menos, 20) de aquella decisión “la estación AVE permanece igual de lejos física, emocional y funcionalmente que al principio”, cuando de otro modo la ciudad podría haberla alcanzado y la relación con ella sería urbana mediante calles, parques, líneas de autobuses con mayor frecuencia… y ya no estaría 'tan lejos'.

 

A partir de ello, Luz Moya manifiesta que es preciso dejar de permanecer impasibles y trabajar en todos los ámbitos que conduzcan a resolver la aproximación entre la ciudad y su estación AVE: orientando los nuevos desarrollos urbanísticos a los terrenos comprendidos entre ellas, mejorando la conexión funcional a través de la red de autobuses urbanos (así como la imagen de la, de momento, vía de acceso a la ciudad), instando a la creación de tarifas y frecuencias de AVE adecuados a los horarios de actividad… e incluso fomentando la mejora de los servicios que sirven a la recepción de visitantes en la propia estación y potenciando la imagen de la ciudad desde la misma.