El Sescam oferta 18 plazas de pediatras en Atención Primaria

-

113 aspirantes optan a estas plazas que se reparten entre las cinco provincias. Toledo recibirá seis nuevos pediatras, Guadalajara y Albacete cuatro cada una ,tres Ciudad Real 3 y un Cuenca

El Sescam oferta 18 plazas de pediatras en Atención Primaria - Foto: Alberto Rodrigo


El Diario Oficial de Castilla-La Mancha la Resolución de la Dirección General de Recursos Humanos del SESCAM por la que se aprueba la relación de las 18 plazas que se ofertan en las cinco provincias de la región en la categoría de Pediatra de Área de Atención Primaria, y establece el procedimiento para opción a las mismas de los 113 aspirantes que han superado las pruebas selectivas para el ingreso.
Esos 113 aspirantes han superado las pruebas selectivas para el ingreso, por el sistema general de acceso libre, en la citada categoría, siendo ofertadas las correspondientes plazas en las cinco provincias de la región.
Para la provincia de Albacete se han convocado cuatro plazas; tres para la de Ciudad Real; una para Cuenca, cuatro para la de Guadalajara y seis para Toledo.
El plazo de presentación de solicitudes, será de veinte días naturales.
En nota de prensa, el Gobierno regional ha asegurado que la adjudicación de dichas plazas «supondrá la reducción de la tasa de temporalidad del 37,3 a 29,9 por ciento, casi ocho puntos y un 19,8 por ciento de disminución».
«El esfuerzo en la consolidación de estos profesionales, que continuará con la convocatoria de un total de 80 plazas correspondientes a las ofertas de empleo público de los años 2017 y 2018, no sólo supondrá la supresión de la temporalidad en este colectivo, sino la cobertura de las plazas que actualmente están vacantes con la captación de un 2,9 por ciento de nuevos profesionales», ha defendido el Ejecutivo.
Este anuncio se publica un día después de que la Asociación de Pediatría criticara las palabras del consejero de Sanidad, Jesús Fernández, afirmando que «no se pueden tener pediatras viendo a niños sanos». A su juicio, es un ataque a un modelo sanitario de alta calidad, al ser «los profesionales mejor preparados para realizar el Programa de Salud Infantil, además de realizar la asistencia a los niños enfermos agudos y crónicos».