Las muertes aumentan en Cuenca un 120% en abril

Redacción
-

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha confirma que de las 379 licencias de enterramiento, en 260 aparece como causa del fallecimiento Covid o supuestos donde existen sospechas de esta infección, lo que supone el 68,6% del total

Un coche fúnebre entra en el cementerio - Foto: Reyes Martí­nez

Las defunciones en Cuenca en abril se han incrementado un 120,3% con respecto a las inscritas en el mismo periodo del año anterior. Los registros civiles de Cuenca han expedido el pasado mes de abril 379 licencias de enterramiento cuando en el mismo mes de 2019 se registraron 172 defunciones.

Y de ese número de 379, en 260 licencias de enterramiento, el 68,6 %, se recoge como causa del fallecimiento COVID o sospecha compatible con COVID, referenciando como sospecha aquellos supuestos en los que se recoge dicha probabilidad o sospecha en la certificación médica o existen motivos para ello por concurrir procesos patológicos de tipo pulmonar compatibles con dicha causa.

Así lo recoge el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, que el número de licencias de enterramiento expedidas por los registros civiles de Castilla-La Mancha en abril de 2020 aumenta un 159,6% respecto al mismo mes del año anterior.

Según  estos datos, los registros civiles de Castilla-La Mancha han expedido el pasado mes de abril 3.832 licencias de enterramiento cuando en el mismo mes de 2019 se registraron 1.476 defunciones.

En Albacete se han expedido 818 licencias de enterramiento, un 185% más, 607 de ellas con sospechas de COVID-19. Esto supone que casi tres de cada cuatro fallecidos presentaba síntomas compatibles. En el caso de Ciudad Real han sido 1.140 los enterramientos, 867 de ellos con sospechas de COVID-19 --un 76%--. El incremento de fallecidos ha sido del 172%, ya que en el mismo mes de 2019 hubo registradas solo 419 defunciones. En Guadalajara, por su parte, 381 fallecidos han recibido sepultura, un 138% más que en abril de 2019, cuando fueron solo 160. Del montante total, casi siete de cada diez presentaban sospechas de coronavirus, hasta 255. Por último, en la provincia de Toledo se han enterrado a 1.114 personas, y 685 --61%-- eran sospechosos de haber fallecido por coronavirus. Los enterramientos suponen un 154% más que en abril de 2019, cuando solo fallecieron 438 personas.

Confirmados y sospechosos. De los 3.832 fallecidos en la región, los registros civiles dan por hecho que 1.596 lo han sido por coronavirus, y el resto --1.078-- los cataloga como sospechosos. En cuanto al reparto provincial, contempla en Albacete 339 confirmados y 268 sospechosos; en Ciudad Real 560 confirmados y 307 sospechosos; en Cuenca 119 confirmados y 141 sospechosos; en Guadalajara 148 confirmados y 107 sospechosos; y en Toledo 430 confirmados y 255 sospechosos