Semana de oración por la Iglesia Perseguida

Redacción
-

La Delegación Diocesana de Cofradías y Hermandades del Obispado de Cuenca ha organizado para la última semana del ciclo litúrgico, del 25 al 30 de noviembre, la Semana por la Iglesia Perseguida

Semana de oración por la Iglesia Perseguida - Foto: Reyes MartÁ­nez

La Delegación Diocesana de Cofradías y Hermandades del Obispado de Cuenca ha organizado para la última semana del ciclo litúrgico, del 25 al 30 de noviembre, la Semana por la Iglesia Perseguida.

Esta semana es todo un regalo de Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) para las iglesias y su comunidad parroquial. Es una oportunidad de crecimiento en la fe, a través del testimonio de católicos que en distintos lugares del mundo viven con heroicidad su fidelidad incondicional a Cristo.

Éstos son los lugares, horarios y días de celebración:

En Cuenca capital, todos los actos se celebrarán en la parroquia de San Román. El lunes 25 a las 19 horas se rezará el Rosario por los cristianos perseguidos. El viernes 29 a las 20,15 Vía Crucis y el sábado 30 se celebrará una Eucaristía y a las 20 horas todos los asistentes podrán escuchar y compartir el testimonio vivo de un cristiano perseguido. Se finalizará con un rato de oración.

En Belmonte habrá actos todos los días. De lunes a sábado, del 25 al 30 de noviembre, a las 17:30 horas se rezará el Rosario y a continuación, a las 18 horas, se celebrará una Misa. En la Colegiata de San Bartolomé será el lunes, martes, miércoles y viernes. El jueves y sábado los actos serán en la ermita de la Virgen de Gracia donde además tras la Eucaristía habrá, el jueves 28 una conferencia y el sábado 30 una vigilia de oración.

En Villanueva de la Jara el lunes, 25 de noviembre, se oficiará una Misa por los cristianos perseguidos a las 19 horas y seguidamente se impartirá una conferencia. También el jueves 28 a las 19.30 habrá una vigilia de oración. Todo se desarrollará en el Convento de las Madres Carmelitas.

En la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de El Provencio el martes, 26 de noviembre, se rezará el Rosario por los cristianos perseguidos seguidamente, a las 19:30 horas habrá una conferencia.

En San Clemente en el Convento de las Madres Carmelitas se oficiará una Misa diaria por los cristianos perseguidos a las 9:30 horas del 25 al 30 de noviembre. También el miércoles, 27 de noviembre, a las 19 horas se impartirá una conferencia y seguidamente se rezará el Rosario. El jueves a las 19:45 horas se celebrará una Vigilia de Oración.

En Huete, en la parroquia de San Esteban Protomártir, el viernes 29 a las 19 horas se celebrará una Eucaristía, después a las 19:30 horas una conferencia y, por último, a las 20,15 horas, un Vía Crucis.

El año pasado se realizó esta misma semana en Las Pedroñeras, Mota del Cuervo, Motilla del Palancar, Tarancón, San Clemente, y la Parroquia de San Esteban en Cuenca.
Con esta semana por la Iglesia perseguida se quiere dar a conocer a la Iglesia española la dura realidad que sufren nuestros hermanos en la fe, en muchos países; lograr que los católicos recemos más por esa iglesia sufriente; y sensibilizar a los católicos del deber que tenemos de ser generosos con la Iglesia necesitada y perseguida.

Conocer esta realidad, rezar por esta iglesia sufriente y ser generosos con ellos, nos acrecienta y fortalece la fe. Además, nos ayuda a mirar más allá de nuestro pequeño mundo y a tener una visión más universal de la Iglesia a la que pertenecemos. Una sociedad que tiene más presente a Dios, que sufre por Él y que comparte su cruz con heroicidad en su día a día, es un ejemplo de vida para los católicos de Occidente, más distraídos por lo material y por las muchas necesidades que nos creamos.

Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada. Esta Fundación sirve a la Iglesia católica en su labor evangelizadora, prioritariamente en las comunidades más necesitadas, discriminadas o perseguidas. Financia más de 5.000 proyectos cada año, en más de 145 países.

Para ello, cuenta con 23 oficinas en el mundo donde desarrolla campañas de sensibilización, oración y búsqueda de fondos para dar soporte a esas necesidades pastorales y caritativas de la Iglesia que más sufre