El PP no aprueba el atajo parlamentario de las 35 horas

S.L.H
-
Ana Guarinos, diputada regional del PP.

Ana Guarinos explica que, con este procedimiento, se impide introducir enmiendas que mejorarían las condiciones laborales de los empleados públicos como pide el Acuerdo Marco firmado por el Gobierno regional con los sindicatos de la Función Pública.

El próximo pleno de las Cortes regionales del jueves debatirá y votará la Proposición de Ley presentada por el PSOE, con el apoyo de Podemos, para reducir la jornada laboral de los funcionarios de 37,5 horas a 35, como marca la Ley Básica del Estado. El PP no está favor del trámite elegido pues impide introducir enmiendas que mejoren el texto. En rueda de prensa, la diputada regional 'popular' Ana Guarinos ha explicado que su formación no está de acuerdo con la lectura única, pues con ella el Gobierno regional se desentiende de introducir otras mejoras contempladas en el Acuerdo Marco de la Función Pública. "Es evidente que el PSOE no quiere mejorar las condiciones laborales de los empleados públicos, por eso lo hace por lectura única con la complicidad de Podemos", aseguró Guarinos, que puso en tela de juicio que esta modificación de la jornada laboral se atenga a derecho como ocurrió en el año 2012, cuando fue recurrida por el Gobierno de Rajoy. Es por ello que la parlamentaria del PP hace "responsable al Gobierno de García-Page de las consecuencias que deriven de la falta de seguridad jurídica de esta iniciativa que se va a aprobar en las Cortes regionales este jueves". En este punto, Guarinos defendió que para evitar problemas de inconstitucionalidad como ocurriera en el pasado, esta modificación de la jornada laboral de los empleados públicos debería de hacerse mediante un proyecto de ley y no una proposición de ley. Y es que, como citó Guarinos, «en tres años y medio el Gobierno ha tenido tiempo suficiente para presentar una iniciativa con garantías jurídicas».