«Somos el único partido que habla de los intereses de CLM»

J.A.J. / Toledo
-

El secretario de Organización del PSOE en la región y candidato al Congreso por Toledo asegura que «su objetivo político es el fin del Trasvase, pero tenemos que ir paso a paso»

Sergio Gutiérrez va de número uno del PSOE al Congreso por Toledo. - Foto: Ví­ctor Ballesteros

Gutiérrez aprovecha un paréntesis en la ajetreada campaña electoral que está desarrollando por todo el territorio toledano para atender las preguntas de este periódico.
Por primera vez en mucho tiempo, el PSOE puede ganar las elecciones generales en Toledo y su provincia, es ya seguro que cumplirán estas expectativas marcadas por las encuestas?
Estamos trabajando para ello. Es verdad que las encuestas no son cien por cien fiables y que las elecciones se ganan con votos, no con datos. Por lo tanto, en esta última semana, vamos a apelar a todas aquellas personas que todavía no han decidido su opción de voto, pensando que el Partido Socialista, en la provincia de Toledo, no solo es el proyecto que representa a una España en positivo, frente a todos los partidos políticos que están basando su estrategia de campaña en la división, incluso en ofrecer vueltas atrás especialmente en libertades de las mujeres.
Además, somos el único proyecto que está hablando de los intereses específicos de Castilla-La Mancha. Defendemos un regionalismo sano y progresista, defendemos la igualdad de oportunidades que necesita Castilla-La Mancha con respecto a otras comunidades autónomas, y eso se pelea también en Madrid en el Congreso de los Diputados.
Las infraestructuras siempre son una de las cuestiones en unas elecciones generales que más llegan al ámbito cercano del ciudadano. ¿Cómo revertirá un gobierno socialista en España el abandono de la línea de tren convencional Madrid-Extremadura y convertirá el AVE con parada en Talavera de la Reina en una realidad?
Pues lo estamos haciendo, no es un futurible, es un presente continuo con el Partido Socialista. Y es una de las grandes diferencias con el Gobierno de Rajoy. Durante siete años estuvieron, presupuesto  ¡tras presupuesto, anunciando partidas que nunca se llegaron a ejecutar. No hemos visto una sola gota de cemento que con el Gobierno del Partido Popular haya llegado a esta provincia, especialmente y en particular en la línea del tren Madrid-Talavera de la Reina. Con respecto al AVE es todavía más flagrante, y es que dejaron caducar por inacción la declaración de impacto ambiental de la línea de AVE Madrid-Talavera de la Reina. Y todo eso demuestra una gran desidia y una dejadez de los dirigentes del Partido Popular también en Castilla-La Mancha. Frente a esos siete años de inacción, hay siete meses de actividad del Gobierno de Pedro Sánchez, en los que hemos cambiado ya la mitad de los trenes que veíamos quemarse en mitad del campo entre Talavera de la Reina y Madrid. En mayo se va a paralizar precisamente la línea por obras de mejora, por fin se van a empezar estas obras para adecuarla no sólo a mercancías sino a hacer que vaya a que haya tramos de mayor velocidad para reducir los tiempos de trayecto. Y también estamos viendo cómo se están reabriendo estaciones de tren cerradas como la de Talavera de la Reina, cuya adjudicación ya se ha puesto en marcha.
Por lo tanto, ¿qué vamos a hacer en el Gobierno del Partido Socialista con respecto a esto? Seguir cumpliendo, seguir trabajando en una línea continua, frente a la inacción del Gobierno de Rajoy.
Tras tantos años de proyectos fracasados y olvidados, ¿el PSOE no renuncia a convertir la autovía Toledo-Ciudad Real en una realidad?
Pues durante todos estos meses, hemos estado trabajando para reactivar este y otros proyectos que estaban en el cajón de los olvidos. En las reuniones que mantuvieron el presidente de la Junta, Emiliano García-Page, con Pedro Sánchez en La Moncloa y con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en Toledo, se habló largo y tendido sobre este y otros proyectos. En concreto, sobre la autovía Toledo-Ciudad Real, se ha acordado iniciar los estudios informativos del trayecto Urda-Ciudad Real precisamente para ver la alternativa menos costosa y también con menor impacto ambiental precisamente para convertirla en una realidad.
Pero claro, cuando había un presidente del Gobierno como Mariano Rajoy, que durante sus tres últimos años en La Moncloa jamás recibió al presidente García-Page, imagino que por presiones de Cospedal, para tratar los asuntos importantes para Castilla-La Mancha, pues obviamente eso se convirtió en una dejación de funciones que es lo que  tuvimos en esta región con el Gobierno del Partido Popular.
Un hecho claro de los últimos tiempos ha sido el crecimiento de población en el Este provincial, sobre todo en La Sagra. ¿Cómo se va a atender las demandas de esta población, sobre todo en Sanidad?
Aquí quiero hacer dos consideraciones. La primera es que se está volviendo a redotar el Centro de Especialidades y Tratamiento de Illescas con material tecnológico y con personal sanitario precisamente para que tenga los medios necesarios. También se están ampliando y construyendo nuevos consultorios y centros de salud en todo lo que es La Sagra. Especialmente lo hemos visto con la ampliación del Centro de Salud de Seseña. Pero yo creo que es muy importante saber también que a, apenas 30 kilómetros de Illescas, va a estar en pocos meses funcionando en Toledo uno de los hospitales de referencia en España, y será uno de los más grandes. Sólo en longitud su complejo tendrá más de un kilómetro. Y se puede hablar del nuevo Hospital de Toledo como una realidad, porque estamos viendo cómo se están rematando las obras para empezar su funcionamiento. Todo eso da servicio no sólo a la ciudad de Toledo, sino también al conjunto de la provincia.
Pero mi segunda consideración tiene que ver con el debate sobre el convenio sanitario Castilla-La Mancha-Madrid. Porque yo oí este domingo a Pablo Casado precisamente referirse a esa sanidad universal que es un derecho de ciudadanía en España y estoy de acuerdo con eso. Lo que pasa es que en el PP se les olvida los otros dos apellidos de nuestra sanidad: pública y gratuita. El convenio al que aspira el Partido Popular, que es el convenio que dejó Cospedal, nos costaba alrededor de 60 millones de euros a las arcas de Castilla-La Mancha fueran cuantos fueran a hospitales de Madrid. Y, por cierto, no al Hospital 12 de Octubre o a La Paz, sino a los de Aranjuez y Parla, que están prácticamente sin dotar. Esto quiere decir que si necesitas una operación grave te puedes quedar en el camino. Y yo creo que es importante saber que Castilla-La Mancha también recibe en su sistema sanitario a gente de otras comunidades autónomas, especialmente de Castilla y León en Talavera de la Reina, a los que no les cobramos por ser de Castilla y León o Extremadura por el servicio que les prestamos, porque creemos en la sanidad universal, pública y gratuita. Pero en el PP sí que quieren que, en hospitales que ellos han privatizado y son de gestión privada, les paguemos para que obtengan beneficios. Yo creo que ese modelo no entra dentro de la lógica del Partido Socialista.

¿El Partido Socialista espera recuperar los fondos interterritoriales del Estado para atención sanitaria?
Sí. Nosotros lo llevamos en nuestro programa electoral. Se trata de la recuperación del fondo de solidaridad y compensación sanitaria, que estaba dotado con 50 millones de euros precisamente para solventar estas circunstancias y no estar engordando las cuentas de beneficios de las empresas privadas que gestionan sanidad pública, sino garantizar una sanidad pública, universal y gratuita.

En estas zonas del Este, sobre todo en La Sagra, también puede resultar un problema el transporte hacia los centros de trabajo en Toledo capital o en Madrid si se fía exclusivamente al coche privado.  ¿El Estado puede ayudar a autonomías y ayuntamientos para potenciar el transporte público y cómo lo puede hacer?
Aquí estamos mejorando con dos cosas. Primero, en todo lo que es la zona de La Sagra, se ha conseguido una reivindicación histórica para municipios como Yuncler o Villaluenga, al haberse mejorado los trayectos de autobús en una licitación de línea que estaba abandonada y que potencia la comunicación directa con Madrid. Y estamos hablando con quien tiene la competencia en líneas de autobús interautonómicas, el Ministerio de Fomento, para la mejora de este tipo de transporte. También cuando estamos potenciando la mejora del tren convencional hacia Talavera de la Reina estamos mejorando la comunicación con tren en todo lo que es el corredor de La Sagra y Torrijos con Madrid, y esto tiene que ser una alternativa viable.
No descartamos mejorar el tren de cercanías en la línea C-4 para ir de Seseña a Madrid y retomar el proyecto de cercanías que conecte Illescas con Madrid. Pero eso son soluciones a medio plazo, para ser realistas, pero creo que estamos siendo ambiciosos con las soluciones a corto, que es mejorar la comunicación de transporte público con el autobús y arreglar la línea de tren convencional precisamente para dar una alternativa frente al coche particular.
¿Este tipo de soluciones pueden beneficiar al entorno de la ciudad de Toledo? ¿Se puede apoyar desde el Estado al Ayuntamiento de la capital y municipios limítrofes para potenciar los buses ‘Astra’ y favorecer a la ciudad de Toledo como nodo de comunicación hacia Madrid y otros destinos?
Este es un debate entre los ayuntamientos y la comunidad autónoma, pero lo que sí que creo es que el problema de la movilidad va a ser la gran cuestión de la próxima década, y aquí contamos con el Gobierno de Castilla-La Mancha, que ha anunciado la creación de una Estrategia de Movilidad para, precisamente, resolver todos los problemas de comunicación que hoy existen, especialmente en el medio rural. No sólo en las zonas urbanas y metropolitanas, hay también pequeños municipios con los que hay que repensar líneas de comunicación que les dé mayor frecuencia. Yo creo que el derecho a la movilidad tiene que estar garantizado y tenemos que encontrar nuevas fórmulas para que los mundos rural y urbano queden conectados.

Otra cuestión peliaguda en el conjunto de España que afecta a Toledo es la del agua. Su partido ha lanzado la propuesta de duplicar el agua obtenida por la desalación en la costa de Levante para, a su vez, duplicar el caudal ecológico del río Tajo. El resultado, al menos, sería una reducción de los trasvases a la cuenca del Segura. ¿Se conforma con esto o no renuncia al final del Trasvase Tajo-Segura?
Lo digo claro, mi objetivo político a medio plazo es el fin del Trasvase. Pero obviamente, tenemos que ir comprometiéndonos paso a paso. Mire si somos modestos y humildes en esta tierra que hemos ganado judicialmente una sentencia que es histórica y estamos siendo prudentes. Pero, obviamente, cuando hablamos de que es necesario un nuevo pacto nacional del agua, lo que queda claro es, primera conclusión, que eso que decía tanto el Partido Popular de Cospedal de que había habido un pacto nacional era mentira. No había un pacto nacional, había una rendición de Castilla-La Mancha a los intereses del Levante. Y, segunda conclusión, que precisamente a esa rendición se la ha ganado judicialmente con el esfuerzo de algunas instituciones, por supuesto del Gobierno de Castilla-La Mancha, y de la sociedad civil de esta tierra.
Nuestro objetivo es el fin del Trasvase. Pero para ir paso a paso caminando en este objetivo, pues nos comprometemos primero a duplicar el agua desalada en el año 2021, reconectar todas las desaladoras del Levante precisamente para garantizar su propia capacidad de abastecimiento. Y, con ello, ir haciendo que el Trasvase sea innecesario, especialmente para regar.
Yo creo que, si damos cumplimiento a las recomendaciones de la Unión Europea así como a la sentencia del Tribunal Supremo, estos compromisos son ineludibles en el cortísimo plazo.
¿Confía en que las autonomías levantinas vean factible este planteamiento, porque se les ofrece una alternativa en lugar de un cierre del Trasvase sin más?
Yo entiendo las reivindicaciones del Levante, y que puedan no comprender lo que demandamos. Pero, aquí, me gustaría decir dos cosas. Primero, entendiendo los discursos del Levante, lo que no entiendo son los discursos de Vicente Tirado, que defiende que la soberanía nacional ahora es, además, trasvasar agua al Levante, y que eso es la unidad nacional. Sinceramente, me produce mucha tristeza ver cómo dirigentes del Partido Popular de Castilla-La Mancha siguen haciendo la pelota a sus dirigentes nacionales en lugar de ponerse al lado de los intereses de esta tierra.
Nosotros somos radicalmente distintos del PP de Castilla-La Mancha. Y creemos que, además, y es lo importante, y se lo digo tanto a los dirigentes del PP de esta tierra como a todos los dirigentes políticos del Levante, es que las sentencias del Tribunal Supremo se cumplen. Todas. No sólo las que nos gustan, no sólo las que se refieren al independentismo, o las que se refieren a otras lides, sino también las que se refieren al agua. Y esa sentencia que es clara, que va enmarcada en lo que son las políticas y las directivas europeas, no se puede eludir ni por fanfarronería política ni por hacer la pelota a un dirigente del Partido Popular en Génova 13. Nosotros vamos a estar vigilantes de que esa sentencia se empiece a cumplir en el cortísimo plazo a partir de las próximas elecciones generales.