El Barça acaricia la final

AGENCIAS
-
El Barça acaricia la final - Foto: Alberto Estévez

Los culés logran el segundo punto de la serie tras volver a ganar al Baskonia en el Palau

El Barcelona Lassa se impuso ayer (73-68) en el Palau Blaugrana al Laboral Kutxa Baskonia en el segundo encuentro de las semifinales de la Liga Endesa, en el que a los visitantes se les escapó el partido después de una buena reacción, dejando un 2-0 casi definitivo en la serie.
Un cambio de actitud con respecto al duelo del pasado viernes acercó al triunfo a los vitorianos. Mike James, Kim Tillie y una cierta mejora de Darius Adams hicieron soñar a los de Velimir Perasovic. Con todo de cara, los nervios pasaron factura a los vascos y el cuadro local impuso su oficio y solventó el choque sin grandes alardes, aprovechando su fondo de armario y la aparición final de un Perperoglu muy oportuno.
El conjunto alavés trató de lavar la pobre imagen ofrecida en el primer envite de la serie subiendo la intensidad. Sin embargo, la fluidez en ataque no llegaba. Un triple de Abrines despegó la diferencia en los primeros compases.
En el bloque de Pascual anotaban todos los titulares. Tomic cerraba la defensa vasca, y Abrines y Navarro castigaban desde el exterior. Hanga volvía a ser el mejor de los visitantes, a la espera del despertar de Adams y la salida a pista de Bourousis.
Precisamente fue el griego el que lideró la mejora vitoriana con la segunda unidad, anotando sus primeros dos triples. El ingreso de Mike James y el descanso del perímetro titular blaugrana frenaron la anotación de los de la Ciudad Condal. Una gran penetración y un buen lanzamiento de tres de James acercaron a Laboral en el marcador al borde del descanso.
En el tercer cuarto, el Baskonia mostró su mejor versión. Adams despertó con dos ‘triplazos’, y Perasovic puso toda la carne en el asador con la entrada a pista de Bourousis y James. Los culés empezaron a pasar apuros y no conseguían anotar ni siquiera en posiciones cómodas. Tillie, con otros dos triples, puso siete arriba a los vascos, gracias a un parcial de 0-15 (44-51, minuto 27).
En el período final, los nervios pasaron factura a Laboral Kutxa, cometiendo errores que les complicaron la contienda. Los vitorianos encontraron cerrado el aro en los minutos finales y Perperoglu aprovechó para hacer sangre. Un parcial de 13-2 desquició a los visitantes.
 El oficio de los azulgranas les permitió continuar con un ritmo constante que fue suficiente para derrotar a los de Perasovic, capaces de lo mejor y de lo peor durante el choque. En los momentos calientes, el alegro griego del Barcelona mantuvo la sangre fría y firmó nueve puntos que ajusticiaron a su adversario.
Sin grandes alardes, los de Pascual tuvieron el temple necesario para imponerse en un final igualado y poner el 2-0 en la eliminatoria. Los catalanes afrontan el tercer partido con una ventaja en la serie que les acerca a la final salvo que los alavases obren un milagro.