La Junta quiere un centro integrado de FP por provincia

C.S.R.
-

El presidente regional, Emiliano García-Page, también se ha marcado el reto de conseguir que un millar de empresas se integren en el proyecto de la FP Dual de aquí a 2023

La Junta quiere un centro integrado de FP por provincia


Toledo acoge estos días el Congreso de FP Dual, un foro que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha aprovechado para avanzar su intención de implantar un Centro Integrado de Formación Profesional por provincia antes de que termine la legislatura. En Castilla-La Mancha hay ya dos Centros Integrados de FP, uno está en Aguas Nuevas (Albacete), y otro en el centro Virgen de Gracia, en Puertollano (Ciudad Real), el compromiso estaría, por tanto, en acometer al menos tres más en Toledo, Cuenca y Guadalajara de aquí a mayo de 2023.
Cabe recordar que centros integrados se configuran como instituciones donde puede desarrollarse y visualizarse de una manera más clara y tangible la integración de los dos sistemas de formación profesional, tanto la formación profesional del sistema educativo como la formación profesional para el empleo. De hecho, los servicios de estos centros abarcan desde la orientación laboral y la formación profesional en sus dos vertientes, a la acreditación de competencias por experiencia laboral.
Y en el marco más concreto de la FP Dual, el presidente regional también se ha marcado el reto de pasar de las actuales 800 empresas colaboradoras, a un millar antes de acabar esta legislatura, vistos los buenos resultados que está ofreciendo este modelo en sus siete años de vida en la comunidad. Y es que «la FP Dual permite adaptar un sistema de formación ‘rígido’ a la necesidad del mercado de trabajo».
En esta línea de facilitar la colaboración entre el centro de Formación Profesional y la empresas, también ha apuntado su compromiso de dotar a cada empresa colaboradora de un ‘tutor’, para poder adaptar mejor la formación de los alumnos con las necesidades reales del mercado.
García-Page ha querido en este foro romper una lanza a favor del sistema educativo español, que él considera que es muy bueno, y por la necesidad de que la Formación Profesional deje de ser el «patito feo» de la educación. A su juicio, esta propuesta educativa debe ponerse aún más en valor, para que pierda de una vez el estigma de «apartadero» para los malos estudiantes. Más aún cuando el modelo laboral que viene requerirá cada vez más de profesionales altamente cualificados.

Menos paro. En este punto, la consejera de Economía, Patricia Franco, ha apoyado con datos esta defensa de la Formación Profesional. Como ha explicado, los profesionales salidos de la FP son los que menos paro sufren en la región, a lo que hay que añadir que el 85% de los puestos de trabajo que se ofertarán en 2030 no existen hoy. Incertidumbre que, como se insiste desde la Junta, casa bien con el modelo de Formación Profesional Dual, en contacto directo con las necesidades reales de las empresas en su día a día.
Por su parte, la consejera de Educación, Rosa Ana Rodríguez, ha puesto en valor el III Plan de Formación Profesional de Castilla-La Mancha, que arrancó el año pasado con el objetivo de consolidar una red de ciclos formativos adaptados a las actuales necesidades del mercado y, también, con el reto de sentar las bases del modelo económico de la Castilla-La Mancha del futuro, conformada por «profesiones 4.0».



Las más vistas