El Madrid y el Baskonia pasan a semifinales

AGENCIAS
-
REAL MADRID - UCAM MURCIA - Foto: J.P.GANDUL

Los blancos arrollan al UCAM, mientras que los vascos sufren para ganar al Gran Canaria

El Real Madrid y el Laboral Kutxa Baskonia solventaron ayer sus encuentros ante el UCAM Murcia (93-72) y el Herbalife Gran Canaria (78-71), respectivamente, para acceder a las semifinales de los ‘play-offs’ de la Liga Endesa. A partir de mañana, el conjunto blanco se medirá al Valencia Basket, mientras que los vascos jugarán contra el Barcelona.
El cuadro ‘merengue’ disipó cualquier tipo de duda sobre su clasificación al endosarle a su rival un parcial en los primeros seis minutos de 14-0. El equipo pimentonero se ahogó en su propio deseo de dar una nueva sorpresa y en la pegajosa defensa de los locales.
Gustavo Ayón anuló a Vitos Faverani, al tiempo que se convirtió en un titán en ataque con 11 puntos en el primer cuarto y con un dominio total bajo los aros. Jeff Taylor fue el encargado de frenar a Campazzo.
Con el paso de los minutos, el bloque de Laso siguió apostando por una defensa agresiva, sin relajarse, lo que le hizo sobrepasar la veintena de puntos de ventaja y llegar al descanso 54-33.
 Solo Campazzo, tirando de genio y con canastas casi increíbles (17 puntos), intentó aupar a un equipo que, cada vez más, iba perdiendo la moral al ver que su oponente no le concedía margen.
El paso por vestuarios rebajó el diapasón del partido. Con la victoria prácticamente decantada, ambas escuadras disminuyeron la velocidad y la tensión de las acciones. Con la clasificación virtualmente conseguida, Pablo Laso preservó a los jugadores con más minutos sabiendo que mañana el Madrid deberá disputar el primer partido de semifinales frente al Valencia Basket.
Por su parte, el Laboral Kutxa sufrió ante el Herbalife Gran Canaria en el tercer y definitivo partido de la serie. Una buena segunda mitad de los locales, basada en la defensa, dio el punto definitivo a los vascos, que se medirán al Barcelona en las semifinales. Ioannis Bourousis fue el mejor del encuentro con 17 puntos y 11 rebotes y 28 puntos de valoración.
Ambos equipos entraron con demasiada tensión en el choque y cometieron más errores de los habituales, aunque fueron los insulares los que mejor aprovecharon los desajustes, y, con dos triples de Kuric, abrieron la primera brecha.
El bloque vitoriano reaccionó con un parcial de 9-0 para recuperar el mando del partido, pero no tardó en responder el conjunto visitante con otro 7-0 y marcharse con una pequeña ventaja tras el primer período (18-20).
Aunque el Gran Canaria siguió dominando el envite en la segunda mitad, Bourousis permitió una mayor fluidez en ataque a los alaveses, que comenzaron a tener mejores sensaciones.
 La máxima diferencia llegó en el minuto 18 con un 38-31 para el equipo dirigido por Velimir Perasovic, pero los isleños no le perdieron la cara al partido y se fueron al descanso por delante (40-41) tras un 2-10 de parcial.
 La puesta en escena de los vascos en la segunda mitad nada tuvo que ver con la primera y se colocaron con un 50-41 en el marcador. Los vascos continuaron aplicando una defensa ejemplar y la experiencia de Bourousis hizo el resto en la faceta ofensiva. El griego ofreció segundas opciones a sus compañeros con puntos y rebotes que sentenciaron el choque.