Prueba de fuego ante el Bada Huesca

Efe
-

Los conquenses regresan a la competición en una pista difícil y ante un rival en alza

Prueba de fuego ante el Bada Huesca

El Liberbank Cuenca reanuda este viernes la liga Asobal visitando al Bada Huesca, un rival situado en la zona baja de la clasificación, nada acorde con la calidad de la plantilla oscense, pero que va al alza. Precisamente, el técnico conquense, Lidio Jiménez, se ha referido en rueda de prensa en los malos resultados de su rival porque, según ha dicho, “tuvo muchos problemas al principio por culpa de las lesiones, pero conforme han ido recuperando jugadores han mejorado su nivel”. Además, el entrenador del Liberbank Cuenca ha señalado que el Palacio de los Deportes de Huesca “es una pista donde no se nos da bien”, por lo que tiene claro que, si quiere evitar la derrota, “tenemos que ir con todo para ganar”, ha aseverado. Se da la circunstancia de que, en las ocho ocasiones que se han enfrentado ambos conjuntos en Huesca, en seis han ganado los locales, por un empate y una victoria visitante.
El conjunto conquense se desplaza con dos ausencias importantes y significativas, ambas por lesión: el lateral Dutra y el extremo Baronetto, que siguen con las mismas molestias musculares que les tienen alejados más de un mes de las canchas. “Con ello no quiero poner excusas porque ya estamos acostumbrados”, ha señalado el entrenador del Liberbank Cuenca, que ha valorado al Bada Huesca como “un equipo hecho, con muy buena portería y muy competitivo, sobre todo en su casa”. Con su participación en la Copa EHF, el Liberbank Cuenca tendrá que disputar diez partidos en los próximos 40 días pero, para Lidio Jiménez, el más importante es “el próximo, el de este viernes en Huesca”. “Los ocho partidos que nos quedan para terminar la primera vuelta, los debemos jugar como si fueran ocho finales”, ha concluido el técnico conquense.
El encuentro está previsto que se celebre a las 21.00 horas, con el arbitraje de Álvarez Mata y Bustamante López