Celaá defiende las clases al aire libre

Agencias
-

La ministra apuesta por instalar aulas en patios o bibliotecas y argumenta que los nórdicos lo hacen con climas más fríos, mientras confía en que la vacuna podría llegar en unos meses

Celaá defiende las clases al aire libre

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, volvió ayer a reiterar la propuesta que realizó el pasado domingo de dar clases al aire libre con el regreso del nuevo curso, el próximo septiembre. Así, la socialista apostó por «poner aulas en la biblioteca o bajo el techo del patio», para ampliar los espacios disponibles y respetar así la distancia de seguridad por el coronavirus. «Si en los países nórdicos usan los patios con climas más fríos, nosotros también podemos usarlos en los meses más cálidos», sentenció.
«Tenemos que aprovechar el buen tiempo que tiene España», indicó, aunque matizó que son los centros quienes deben decidir dónde se dará clase.
También recordó que las autoridades competentes para fijar el horario escolar a partir de septiembre son las consejerías de las comunidades autónomas, y añadió que los planes docentes se readaptarán tras el parón durante el estado de alarma, lo que «no es recortar currículum».
Tras constatar que hay «miles de niños desconectados», el Gobierno firmará un plan de digitalización con las regiones, financiado con fondos Feder, para poder garantizar que cada alumno tenga un ordenador o una tableta.
«La escuela es insustituible. Pero la digitalización es fundamental para los alumnos de hoy en día», y afirmó que se ha avanzado mucho en el ámbito telemático durante los últimos meses, tras la sustitución de las clases presenciales por la docencia online.
Respecto a una posible vacuna, la titular de Educación subrayó que las medidas excepcionales para el próximo curso, como guardar una distancia de seguridad entre estudiantes o reducir los grupos en cada clase, son «coyunturales y temporales», porque espera que exista una vacuna contra el coronavirus «en meses» y así recuperar la normalidad en las aulas antes del verano de 2021.
Celaá recordó que, de momento, la única medida sanitaria obligatoria para la vuelta al cole en septiembre será mantener una separación de metro y medio entre estudiantes, aunque sigue apostando por eximir de esta distancia social a los menores de 10 años.