La Junta comprará 22 millones de mascarillas para la gente

L.G.E.
-

Page lo ha anunciado como medida de protección para la 'operación salida' del confinamiento. Estudia un método para que lleguen a cada domicilio

La Junta comprará 22 millones de mascarillas para la gente

Aunque todavía queda confinamiento por delante, el presidente de la Junta, Emiliano García-Page anunció que este semana van a empezar a tomar las primeras medidas para cuando toque emprenderla ‘operación salida’ de las casas, llegue cuando llegue. La medida que avanzó esta tarde será la compra de 22 millones de mascarillas para la población. Fue el anuncio que hizo tras la reunión que mantuvo por videoconferencia con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y sus compañeros del resto de comunidades autónomas.
Page contó que se va a dar la autorización en el Consejo de Gobierno del martes. Contó que serán de «tipo quirúrgico, de uso convencional» y que quieren autorizar ya su compra para tenerlas preparadas. Es más, comentó que quieren «organizar un sistema para que lleguen domiciliariamente a la gente». Es decir, que los castellano-manchegos las recibirán en su casa. Comentó que donde sea imposible arbitrar un sistema así, quizá se pueda realizar el reparto a través de la red de consultorios locales.  
Page aclaró que «no se trata de suplir la compra de cada uno» y que el esfuerzo que pueda hacer cada familia es necesario, pero sí se persigue así estar preparado para un día que tendrá que llegar. «Nos estamos preparando para la fase de convivencia con el virus», comentó, «el  virus no se va a acabar mañana, la gente lo sabe». Pero también señala que «no podemos estar infinidad de tiempo metidos en casa sin trabajar, ni producir». Dice que ni siquiera cree que sea lo más saludable.
Donación a otras comunidades. Lo de comprar macarillas por millones es algo a lo que el Gobierno regional ya se ha tenido que enfrentar para equipar a los profesionales sanitarios. Page  señaló que a Castilla-La Mancha no se le ha dado mal en comparación con otras comunidades autónomas. «Hace diez o doce días nos apuraba el material», confesó, «en esta región hemos ido por delante en la contratación de material». Apuntó que así Castilla-La Mancha ha cosechado mucho material para ser una región con dos millones de habitantes.
Es más, el presidente de la Junta informó de que se ha cedido material a otras comunidades vecinas, «por amistad y por patriotismo», apostilló. Pero también por interés, porque recordó que si la crisis «no se soluciona en otras comunidades» acabará perjudicando a Castilla-La Mancha. Al hilo recordó que gran parte del contagio en la región se produjo por «la irradiación de Madrid».
En cuanto al material, confesó que «ha habido un cambio y que estamos respirando». Y también ese cambio se nota en la presión asistencial, si bien valoró que «salvo casos muy puntuales de puntas de concentración en algunos centros, en general en esta región el sistema sanitario ha dado de sí lo suficiente».
Antes de la reunión del Consejo de Gobierno del martes para comprar los 22 millones de mascarillas, Page se reunirá mañana con los representantes de los partidos que tienen representación en las Cortes.  «Es importante mantener el caudal de contacto», comentó, «a pesar de que discrepemos y que hay que aguantar las críticas».
Page cree que es tarea del que gobierna «no distraernos con la crítica, los que estamos al pie del cañón, no distraernos con el ruido». Y añade que la tarea de los que hacen ese ruido es «intentar minimizarlo porque no ayuda».