TIEMPO MUERTO

Diego Izco

Periodista especializado en información deportiva


¡Runners!

27/04/2020

Quedan cuatro días mal contados para que se produzca la mayor invasión de vergüenza ajena en lo que llevamos de cuarentena. Y miren que hemos puesto el listón por las nubes: hemos sido la gentuza que agotó el papel higiénico de las estanterías, la que puso a un notas o a un DJ cada 10 balcones, la que protestó por hacer cola en el estanco o la carnicería, la que gritó a vecinos que iban a echar la basura o a pasear a un niño autista, la que fue multada por salir a andar en bici (y quizás colgarlo en redes sociales) y anteayer la que convirtió algunos parques de núcleos urbanos en caóticos patios de recreo con ambiente de terracita y cachondeo. Pues con ese grado de responsabilidad, el sábado se abrirán las puertas del confinamiento para el deporte individual. Se vienen los runners…

Vaya por delante: hay corredores serios y responsables, probablemente la mayoría, que llevan toda la vida pateándose las calles sin gilipolleces. Rutinarios, pertinaces y silenciosos. Los que sí meten un ruido atronador son estos pesados a quienes el confinamiento ha torcido el paso, la zancada, lo que quieran; son los de la ropa ridícula y el reloj conectado al pulsómetro conectado a la nube conectada a una base de datos personal; son los que en verano salen de negro a las 15,30 con una mochila de tubito porque están preparando la Titán Mastodonte Trojan Spartan Extreme; son los que petan las redes sociales de mapas y recorridos y fotos de finisher y frases de Paulo Coelho. Pues todos esos llevan tiempo sin meter ruido, obligados por responsabilidad y conciencia… pero el sábado se van a tomar la revancha. Y no estarán solos: decenas de miles de runners que no han corrido ni para llegar al urbano, torpes de vocación, sedentarios y culos gordos se les unirán en su empeño. Y veremos pelotones. Y le echaremos la culpa a Fernando Simón.