Page: «No voy a dejar en tierra ni un solo hospital»

Redacción
-

El presidente del Gobierno regional reafirma en su «admiración» por el personal sanitario y lamenta tener que responder a «bulos y tergiversaciones»

Page visitó ayer las instalaciones de la cárnica Emcesa en Casarrubios del Monte. - Foto: José Ramón Márquez

El sistema sanitario «nos tiene que hacer sentir orgullosos como españoles», afirmaba ayer el presidente del Gobierno regional, añadiendo que defiende «con admiración» el trabajo de todos los profesionales de la Sanidad «con virus o sin él».
Y en este compromiso, aseguraba ayer que «no voy a dejar en tierra ni un solo hospital  en obra, ni el virus va a servir de excusa para parar obras de consultorios, ni tampoco todas las inversiones previstas en Sanidad, incluido el incremento paulatino de plantillas».
Emiliano García-Page, recriminando al PPque «tergiversen la vedad» y recordándoles su gestión en materia sanitaria con miles de despidos y cierres de obras públicas entre otras medidas, aseveró que «mi prioridad desde que soy presidente es la recuperación del sistema sanitario y esta es la forma de hacer un reconocimiento todos los días, no solo ahora».
No obstante, subrayó su «gratitud personal» y «admiración» hacia todo el personal sanitario (médicos, enfermeros, celadores, auxiliares, personal de mantenimiento, ambulancias...) y aseguró que la Administración que preside les respalda. «Dentro de mis obligaciones está defender al personal cuando hay problemas, y las quejas, las denuncias o los problemas que haya, tienen que serlo con la Administración, lo asumimos como Gobierno y damos la cara», indicó García-Page que el miércoles mantuvo un encuentro con el Consejo de Colegios de Médicos de Castilla-La Mancha a los que «expliqué mi posición» y  a los que solicitó «que hagan un esfuerzo por separar los bulos de las verdades y las opiniones de tergiversaciones».
«No es justo tener que estar separando la verdad de la tergiversación», lamentaba García-Page apuntando que podría «defender aún más» al sector sanitario «si no tuviera que estar a la vez defendiendo al Gobierno de tanto bulo y tergiversación».