Tres grandes empresarios piden agilidad para sus proyectos

Redacción
-

El presidente regional subrayó que en Castilla-La Macha «hay plan B, C y el abecedario entero» y reclamó unidad política con la mirada puesta en Europa

Page visitó ayer las instalaciones de la cárnica Emcesa en Casarrubios del Monte. - Foto: José Ramón Márquez

 El presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page, se enorgullecía ayer de ser «la región que mayor inversión extranjera ha conseguido en los últimos años». Y «vamos a  volver a serlo», afirmó con solvencia y apoyado en las conversaciones que mantuvo en la mañana de ayer con «tres importantes empresarios en España» que han solicitado al Gobierno de Castilla-LaMancha que «vayamos a todo tren» en la realización de los trámites que permitan poner en marcha sus tres poyectos que se pueden «cifrar en cientos de millones de inversión y muchos puestos de trabajo», adelantó.
Al respecto, Emiliano García-Page señaló que «vamos a hacer leyes de tramitación exprés» para agilizar  trámites urbanísticos y de gestión administrativa empresarial y en este sentido ha subrayado que  una parte de los funcionarios que han estado teletrabajando lo han hecho para agilizar trámites empresariales. De este modo, confía Page en que a finales de mayo se pueda empezar a tramitar y aprobar estos proyectos inversión, relacionados con energía, sostenibilidad y sector agroalimentario. 

 

«Aquí hay plan B, C y el abecedario entero»  

Agradecido por la capacidad del país y el sector empresarial por arrancar, García-Page es consciente de que «se está girando del miedo al virus al miedo a la depresión económica». Sin embargo, hizo gala de la experiencia acumulada de Castilla-La Mancha que parte de «una situación de escalada en la última legislatura». 
En este sentido, destacó el «potente documento estratégico» firmado el lunes con empresarios y sindicatos, resaltando que ha sido el primero de estas características firmado en España y que, aunque «como todo en la vida puede cambiar en el tiempo», significa «algo más que una intención, significa que aquí hay plan».  
«Aquí hay plan B, C y el abecedario entero», subrayó García-Page que apuesta por las salidas «pactadas». «No debemos dejar al virus grietas  para que se cuele por las brechas de la desunión», apeló el presidente regional señalando que «el virus no tiene ideología». «Ya les he dicho a los sindicatos que nadie me eche discursos ideológicos que yo entiendo de eso», indicaba Page ayer. «Es un virus que ha machacado a empresarios, agricultores, trabajadores, políticos... y sobre el que hay que buscar una salida pactada», reiteró.

 

Todos a una con la mirada en Europa 

n  Apelaba ayer el presidente regional a la unidad de criterios a la hora de establecer las limitaciones de movilidad en todo el territorio nacional. «La clave para acabar con el virus, además de la vacuna y tratamiento, está en compartir las limitaciones de movilidad», indicaba para apelar a continuación a «no bajar la guardia» y esperar hasta estar totalmente seguros para «abrir las fronteras».
Al respecto, destacaba el «protagonismo inevitable» de los ayuntamientos «en este proceso de operación salida de la crisis de coronavirus» porque «inevitablemente hay que «ir acercando las decisiones de control, supervisión y movilidad a la ciudadanía».
Pero tras una loa al ejemplar comportamiento de la sociedad española, García-Page  se dirigió a la clase política para  que no pierda «el criterio de unidad de acción y reacción de un país preparado para afrontar lo que sea». Por ello pidió a los partidos con vocación de Estado y que han gobernado en otras legislaturas que, «al margen de la critica política, fijen un mínimo de consenso» porque, recordó, «incluso es determinante mantener la unidad del país para que en Europa, a la que pedimos esfuerzo económico, no nos vea divididos».