Se podrá crear empleo incluso creciendo por debajo del 2%

Luis J. Gómez
-

Tanto la Confederación de Empresarios como los sindicatos UGT y CCOO cree que se podrá reducir el paro durante los próximos años a pesar de que haya una pequeña desaceleración.

Según la última EPA en Castilla-La Mancha hay 158.500 desempleados y 826.100 ocupados. - Foto: David Pérez

Durante años fue lo más parecido a una ‘verdad universalmente reconocida’ en la relación entre economía y empleo:en España había que crecer por encima del 2% para que se crease empleo. Si se cumpliese a rajatabla habría que echarse a temblar con los próximos años que vienen por delante para Castilla-La Mancha, pues el Gobierno regional ha hecho unas estimaciones de crecimiento de la economía del 2% para 2020 y del 1,9% tanto para 2021 como para 2022. Sin embargo, parece que no hay que entrar en pánico. Tanto los sindicatos CCOO y UGTcomo la patronal Cecam parecen coincidir en que sí se puede crear empleo en Castilla-La Mancha incluso si se desacelera la economía y se baja del 2%.
También es algo que apunta el profesor de la UCLM Mario Donate, que dirige el ‘Termómetro económico’, un informe que hace trimestralmente a iniciativa de la Fundación Eurocaja Rural. Por un lado estima que la máxima del 2% «no es que sea mala, sino que depende de muchas cosas». Señala que, por ejemplo, depende mucho del punto de partida que hay de paro. «No es lo mismo estar en un nivel de desempleo del 5% y estar creciendo al 1,8 o 2% que tener una tasa de desempleo del 20%», expone, «entonces obviamente vas a crear más empleo».
Donate mira los datos de su último ‘termómetro’, con los cálculos de crecimiento de la AiREF, que dan para Castilla-La Mancha una evolución de la economía del 2,2% y señala que a la par el empleo crece al 3%, lo que significarían 20.000 empleos más al año. También se remite al estudio del BBVA Research, que calcula para este año un crecimiento del 2,3% en Castilla-La Mancha y de un 2,1% para el próximo, lo que según su modelo se traducirá en 44.000 empleos. «Sería reducir la tasa de desempleo del 16% a un 12%», indica.
La secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOOen Castilla-La Mancha analiza todos los meses los datos del paro y apunta que con un crecimiento del 2%«sí que hay margen para la creación de empleo, porque hay empleo pendiente que todavía no se ha creado y que se puede crear con los beneficios de estos años». María Ángeles Castellanos también mira al ciclo de crisis-recuperación para recalcar que «todo el crecimiento acumulado de los últimos años aún no se ha trasladado en la creación de empleo». Dice que ha servido «para mejorar los beneficios empresariales, pero que no se ha transformado en empleo, mucho menos en empleo de calidad». 
Castellanos cree que hay oportunidades de crear empleo en sectores intensivos como los vinculados a la Dependencia, en la innovación o incrementado los salarios para dinamizar el consumo.  De cara a una posible desaceleración, reconoce que «hay que estar preparados para revertir tendencias que pueden ser negativas, pero eso hoy y siempre». Niega que estemos en una situación de pérdida inminente de empleo. 


¿La Reforma laboral fue buena o mala? El secretario general de la Confederación regional de Empresarios, Félix Peinado, apunta que el porcentaje de crecimiento que necesita la economía  para generar empleo no es siempre el mismo y que depende de varios factores. Por ejemplo, asegura que la última reforma laboral fue clave, pues explica que aminoró la relación causa-efecto de una «regulación laboral tan rígida, que hace que una reducción de ventas trae consigo una disolución importante de empleo, que es algo que no ocurre en otros países».
Peinado se remite a estudios de economistas que indican que tras la reforma laboral en España se puede crear empleo a un crecimiento trimestral del 0,4%. Es decir, que si al año el PIB se incrementa entre un 1,5% y un 1,6% se generarían puestos de trabajo. Con todo, muestra cierta incertidumbre sobre el crecimiento que tendrá Castilla-La Mancha el año que viene. «Dudo mucho que sea del 2%, creo que será inferior», avanza, «así lo están diciendo para toda España el consenso de economistas, que va a estar en 2019 en torno al 2% y que estamos en una perspectiva de desaceleración para el año 2020 de un crecimiento entre el  1,6% y el 1,7%». 
Desde UGT, Alberto Sánchez opina todo lo contrario sobre los efectos de la reforma laboral y exige la derogación de la de Rajoy y la de Zapatero. «Con estas reformas laborales lo que se está creando es un empleo precario, que en algunos sectores roza la esclavitud», advierte. Señala que estas normativas permiten que haya «empresarios de la construcción que despiden en agosto en lugar de pagar las vacaciones y en septiembre los vuelven a recuperar». Sánchez  cree que con un incremento de la economía del 2% hay margen para crear empleo. «Con esta previsión de crecimiento, apostamos por empleo de calidad y con salarios dignos», reitera.