Cuando la fuerza te acompaña

Sara Borondo
-

Uno de los tapados del año convence con una aventura variada que tiene toques de metroidvania

Cuando la fuerza te acompaña

El éxito de Star Wars Jedi: Fallen Order es la demostración de lo equivocados que estaban quienes afirmaban que las aventuras lineales estaban a punto de desaparecer. Uno de estos profetas fue Electronic Arts, la empresa que ha editado este juego, que cerró hace dos años el estudio Visceral Games, que estaba trabajando en un proyecto de Star Wars, porque creía que los jugadores ya no estaban interesados en las historias lineales. 
Caprichos del destino, una aventura lineal ambientada en la Guerra de las Galaxias se ha convertido en uno de los tapados del año porque transmite al jugador la emoción de convertirse en un jedi. La acción se sitúa entre los capítulos de las películas III La Venganza de los Sith y IV Una Nueva Esperanza, cuando comienzan realmente los malos tiempos para los jedi. Cal Kestis es un antiguo padawan que huye después de que el Emperador activase la orden 66 con la que el ejército de clones del Ejército de la República se volvió contra los jedi. 
Kestis no tiene la personalidad de los protagonistas de las películas, pero el conjunto de personajes que forman la tripulación de su nave lo arropan lo suficiente como para que la historia sea entretenida. No puede haber relato interesante de Star Wars sin un robot con mucho carisma; en este caso BD-1 es, sin duda, el más encantador de toda la galaxia al tiempo que útil. 
Lo que mejor hace Fallen Order es beber de las fuentes correctas y reinterpretarlo con, por ejemplo, las acrobacias que remiten directamente a Uncharted. Tras un principio lineal centrado en este tipo de acción, el juego adquiere unos tintes de Metroidvania, con exploración y el regreso a zonas en las que ya ha estado Kestis cuando ha adquirido más habilidades que le permiten llegar a áreas antes inaccesibles. 
Para el combate, Respawn se ha fijado en los juegos de From Software, no hay que machacar botones, sino que hay que saber cuándo atacar y cuándo defender, con un ritmo pausado y también está el sistema de recuperación de vida de los Souls y su complicación para ganar en el nivel más alto, así como la Fuerza. No faltan los puzles, que de forma sorprendente muestra bastante profundidad con el doble salto o carreras por las paredes. 
A veces no es necesario que los juegos estén innovando; igual de divertido puede ser un juego que sabe entrelazar todas esas influencias y hacerlas suyas, como es el caso de Fallen Order, que combina todos los elementos mencionados en un juego con ritmo y emoción en el  que el jugador va recorriendo diversos mundos con un diseño artístico precioso del que se puede disfrutar doblado al español.
El lado oscuro de Fallen Order llega de la mano de la parte técnica. Los tiempos de carga son muy largos, con frecuencia hay texturas que tardan en cargar, la cámara puede provocar algunas caídas y no es muy fina en espacios angostos y el aspecto de los Wookies parece propio de hace 15 años. La música sí juega en otra liga, con nuevos temas inspirados en las obras de John Williams para las películas. 
La Guerra de las Galaxias vuelve a estar de plena actualidad con Fallen Order, que ha salido en PS4, Xbox One y PC. El juego no reinventa nada pero sí es emocionante y tremendamente divertido. La Guerra de las Galaxias vuelve a estar de plena actualidad con Fallen Order, que ha salido a la venta en PS4, Xbox One y PC; el estreno de la serie Mandalorian en marzo con la llegada de Disney + a España y el estreno en tres semanas de la película Episodio IX: El Ascenso de Skywalker.