Un impulso para el comercio tradicional de los pueblos

Redacción
-
Un impulso para el comercio tradicional de los pueblos

La Diputación Provincial apoya el mantenimiento del comercio tradicional en los pequeños municipios con 130.000 euros en ayudas

La Diputación de Cuenca, a través del Patronato de Desarrollo Provincial mantiene su apuesta por el mantenimiento del comercio tradicional en los pequeños municipios de la provincia consciente de la importancia que tiene este tipo de establecimientos para el día a día de los ciudadanos de nuestros pueblos. Muestra de ello son los 130.000 euros en ayudas que este año ha concedido a un total de 130 establecimientos comerciales de 78 municipios de la provincia con menos de 250 habitantes, tal y como se recoge hoy en el  Boletín Oficial de la Provincia que publica la resolución de la convocatoria de subvenciones al mantenimiento de la estructura comercial básica en pequeñas localidades. 
La presidenta del Patronato de Desarrollo Provincial, Paloma García Casado, ha llamado la atención sobre la excelente acogida que viene teniendo esta convocatoria año tras año entre los autónomos de la provincia. Algo que ha hecho que la Diputación no solo haya mantenido estas subvenciones como una manera de apoyar el autoempleo en el medio rural y el afianzamiento de la población en el territorio, sino que, además, haya incrementado su presupuesto, aumentándolo este año un 8,3 por ciento con respecto a los años 2016 y 2017, y un 44,4% si se compara con los 90.000 euros del ejercicio 2015.
Unas ayudas, por cierto, cuya cuantía máxima por beneficiario se ha elevado a la cantidad equivalente a la cuota mínima establecida dentro del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), lo que se ha traducido este año en subvenciones que oscilan entre los 1.010 y los 980 euros. Y es que estas subvenciones van dirigidas a trabajadores autónomos que desarrollen las actividades de comercio tradicional con despacho directo al público o la de bar. En concreto, se han podido beneficiar de esta convocatoria establecimientos comerciales tradicionales, que van desde comercios menores de pan, pasteles, confitería y lácteos hasta comercios al por menor de cualquier clase de productos alimenticios y de bebidas con vendedor o autoservicio, pasando por cafeterías y bares.
Vega del Codorno es la localidad que más establecimientos beneficiarios ha tenido con un total de seis. Le han seguido municipios como Cervera del Llano, con cinco; Uña, con cuatro; Lagunaseca, Valdeolivas, Castejón, Beteta, Garaballa, Garcinarro y La Hinojosa, con tres; otros 21 pueblos, con 2; y el resto con un solo beneficiario.
Indicar que a esta convocatoria de ayudas en régimen de concurrencia competitiva se han presentado este año un total de 145 solicitudes, de las que 130 ha sido admitidas y las quince restante denegadas por diversos motivos. Y es que hay que recordar que se establecen una serie de requisitos a cumplir para percibir estas subvenciones, entre los que se encuentra el hecho de que la actividad comercial se desarrolle con despacho abierto al público al menos 8 horas diarias en horario comercial de mañana y tarde, entre las 10 y las 22 horas, y durante cinco días a la semana.