El Santander da su apoyo a Dia y evita el concurso

Efe
-
El Santander da su apoyo a Dia y evita el concurso - Foto: Marta Fernández Jara - Europa Pr

Ana Botín anuncia que respalda la oferta de Fridman después de que este se comprometiera a revisar la situación de los bonistas

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ha anunciado hoy que la entidad ha decidido "apoyar" a la cadena de supermercados Dia después de que su mayor accionista, Mijaíl Fridman, se haya comprometido a trabajar en eliminar la "discriminación" entre los bancos y los bonistas.
En un mensaje a través de la red social Twitter, Botín ha informado así de la existencia de un principio de acuerdo después de semanas de intensas negociaciones.

Fridman exigía llegar a un consenso con toda la banca acreedora para que aceptara extender el vencimiento de la deuda de Dia como requisito previo para impulsar una ampliación de capital que permita al grupo evitar el concurso de acreedores o la liquidación.
Uno de los escollos en estas negociaciones era el trato a los bonistas, ya que Fridman pretendía utilizar parte de la financiación para pagar a estos y no al resto de acreedores, entre ellos los bancos.
DIA se encuentra en plena cuenta atrás para no tener que solicitar el concurso de acreedores, ya que el plazo para recuperar el equilibro patrimonial expira hoy.
LetterOne, la sociedad a través de la que el magnate ruso controla el 69,76% de la compañía, requería como condiciones sine qua non para inyectar fondos en el grupo alcanzar un acuerdo con la banca, el éxito de su opa -ambos requisitos se han cumplido ya- y contar con mayoría de miembros en el consejo de administración.
Portavoces de Fridman ya avanzaron que para rescatar a la cadena de supermercados y dado lo exiguo de los plazos, una posibilidad encima de la mesa es inyectar capital a través de un préstamo participativo a devolver posteriormente, una vez ejecutada la ampliación, lo que igualmente resolvería el desfase patrimonial.
En bolsa la compañía evolucionaba sin grandes cambios hasta la ultima media hora de sesión, cuando sus acciones se han desplomado más de un 5% para, en los últimos minutos, volver a subir con fuerza, compensar el terreno perdido y cerrar la jornada con un leve descenso del 0,19 %, hasta los 64 céntimos.