Más de 80 feriantes se han instalado en el recinto ferial

Redacción
-
Más de 80 feriantes se han instalado en el recinto ferial

El alcalde, Ángel Mariscal realizado una visita al recinto ferial, acompañado por el concejal de Festejos Pedro J. García Hidalgo, operarios y técnicos de diversos servicios municipales

El alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, ha visitado el recinto ferial acompañado por el concejal de Festejos Pedro García Hidalgo, operarios y técnicos de diversos servicios municipales, para comprobar la buena marcha de los trabajos y que está todo listo para el inminente inicio de la Feria y Fiestas de San Julián 2018. El recinto ferial se inaugurará oficialmente este viernes, 17 de agosto, tras el desfile de carrozas, con el tradicional corte de la cinta de manos del alcalde y de las damas de honor, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa. Todos los servicios que proporciona el Ayuntamiento, agua, electricidad o limpieza están preparados para atender las necesidades de los ochenta puestos de atracciones, entre las que destaca una noria de 50 metros, casetas, bares o tiendas, que se están instalando para permanecer en la ciudad durante los diez días que dura la Feria.  Mariscal ha señalado que el recinto ferial será "más espectacular", ya que todo el espacio disponible va a ser ocupado con más atracciones, algunas de ellas novedosas, en los primeros meses de uso. Habrá también más puestos de comida y diversiones para todos los públicos. Habrá un puesto de enfermería/ambulancia, guardas privados que realizarán labores de vigilancia dentro del recinto. Además se ha establecido la prohibición de estacionar vehículos en dicho recinto desde las 18.00 horas de cada día y, al igual que en años anteriores, se contará con una zona de aparcamiento para personas con discapacidad. En cuanto al mantenimiento, se realizarán las labores de limpieza intensiva y se reforzarán los riegos y baldeos diarios, así como la recogida de residuos. En materia de consumo y salud pública, se incrementarán las inspecciones de puestos de venta de bebidas y comidas. Se reforzará el dispositivo conjunto para controlar la venta ambulante ilegal por los cuerpos y fuerzas de seguridad, junto a otro para la detección de carteristas y controles de objetos peligrosos y punzantes, y los controles de alcoholemia y drogas a conductores.