La caza vuelve al DOCM para allanar su desescalada

L.G.E.
-

El Gobierno publica una resolución para habilitar la temporada cinegética y para reanuadar los procedimientos de ayudas a piscifactorías y compromisos ambientales de terrenos en Red Natura

La caza vuelve al DOCM para allanar su desescalada - Foto: Patricia González

La desescalada se empieza a ver también en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha. Hoy ha publicado una resolución de la Consejería de Desarrollo Sostenible que permite reanudar trámites y procedimientos que se quedaron paralizados por la crisis sanitaria. En dicha resolución se da continuación a los procedimientos de aprobación del plan de ordenación cinegética y también para declarar los días hábiles de caza y de veda de la próxima temporada, la 2020-2021, que ya incluiría la media veda, que suele arrancar en agosto para codorniz, tórtola común y paloma torcaz.
El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, explicó  que en la Fase 2 del proceso de desescalada (para la que como mínimo quedan quince días) «se va a permitir la caza recreativa y existen razones de interés general para dar oportunidad de tramitación de la temporada cinegética 2020-2021, que incluye la media veda durante el verano».
Pero también la resolución publicada en el Diario Oficial da continuidad a dos procesos de ayudas. Uno de ellos tiene que ver con la acuicultura (es decir, las piscifactorías). Escudero precisó que son instalaciones que se «ubican en la zona rural», así que avanza que estas ayudas «van a suponer un impacto muy positivo» para estos pueblos.
Silvoambientales. Otra de la línea de ayudas que se reanuda es la de compromisos silvoambientales y climáticos. Se trata de subvenciones que se dan a propietarios de terrenos dedicados al pasto de ganado, al aprovechamiento cinegético, forestal o también a campos de cultivo en los que se da la caza menor. Las ayudas se conceden a cambio de determinados compromisos medioambientales que asumen sus titulares y siempre que estén en zona de Red Natura.
El consejero dice que es una forma de «agradecer» a quienes de «manera voluntaria se sumaron al compromiso apostando por la conservación y mejora de la biodiversidad». Subraya que son ejemplos que demuestran que son compatibles diversos usos que se dan a los terrenos con la preservación del medio natural.