Page defiende el «metodo de caminar juntos»

Redacción
-

El presidente regional quiere ser un aliado contra quienes generan frentismos y creen que pueden progresar sin empresarios

Emiliano García-Page en la gala de entrega de los premios empresariales de Fedeto. - Foto: Yolanda Redondo

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, renovó este viernes de forma pública, su compromiso de defensa de los «intereses de mi tierra». Así lo hizo ante un nutrido grupo de empresarios, durante la clausura de la gala de los 23 Galardones Empresariales de Fedeto, donde afirmó que su intención no es solo defender la PAC, infraestructuras, carreteas y la financiación, sino también seguir trabajando en lo que definió como  «el método que tenemos en Castilla-la Macha, un tanto singular en España, de caminar juntos». «Tenedme como aliado, independientemente de la militancia política de cada uno, España y la sociedad están por delante de todos los partidos juntos», exhortó al auditorio. García-Page quiere ser un aliado a la hora de «combatir a quienes generan frentismo, a quienes generan odio y, sobre todo, a quien se equivoca pensando que se puede progresar sin buenos empresarios».
El presidente de la Junta comenzaba su alocución ante los empresarios confesando que «el día más feliz en el cargo es cundo te anuncian que se va a crear una nueva empresa, o se va a ampliar». A partir de ahí, García-Page quiso hacer un llamamiento: «olvídense de la gente que trata de generar odio social. No se fíen nunca la gente que va predicando que en la sociedad unos son buenos y otros son malos, porque hay de todo en todos los sitios».
Para García-Page, lo principal es «afrontar los problemas», contra quienes quieren «enfrentar». «Alguno hay que, a lo mejor, se está acercando al panorama político e incluso puede que llegue a mandar algo; ahora, sigue teniendo estereotipos sobre los empresarios, y ya se caerá del burro», explicó el presidente, para quien «España es lo que es fundamentalmente, como gran potencia, por lo que somos como país, su cultura y su idioma, pero hoy la fuerza en el mundo se mide en dinero, y somos una potencia económica que ha sobrepasado varias crisis y hoy compite sin tener materias primas, en el mundo entero». De ahí un orgullo que siente y que quiso trasladar a los premiados.
García Page se siente también contento de que con Fedeto y Cecam «tengamos una hoja de ruta compartida». Así, «si las cosas vienen feas, aquí nos ayudamos» De ahí que el mandatario socialista no solo reconociera el papel de la Federación y los empresarios, «es que me siento cómplice» «No hay futuro posible si no hay generación de riqueza y de oportunidades», apuntó, «aunque obviamente, entre todos, luego tenemos que redistribuir en todos los órdenes». Entre Gobierno y empresarios, en Castilla-La Mancha los acuerdos son por voluntad, «porque son buenos en sí mismos, una fórmula exitosa para los tiempos buenos y cuando se prevén dificultades. Lo importante es mantener una sociedad en bloque». Es decir, «lo importante es no enfrentar, no pensar que se pueden arreglar los problemas de todos cuando decide una mitad contra otra». De ahí su ataque a los populismos, que no resuelven problemas.
Esta sintonía de proyecto, se da en una región, «porque aquí la nación es la española», concluyó García-Page, convencido de que «detrás de los independentismos hay puro egoísmo».