El obispo felicita a los conquenses la Navidad

Redacción
-

"La Navidad es la puerta por la que entra la alegría en el mundo", ha asegurado José María Yanguas en un emotivo acto

El obispo felicita a los conquenses la Navidad

La Catedral ha acogida esta mañana un emotivo acto en el que el obispo de Cuenca, Monseñor José María Yanguas, y una amplia representación de las instituciones diocesanas se han felicitado la Navidad y deseado lo mejor para el nuevo año.
El encuentro ha comenzado en el coro, donde se ha instalado el belén de la Catedral. En primer lugar, el Vicario General de la Diócesis, Antonio Fernández, ha dirigido unas palabras al Sr. Obispo en nombre de las instituciones diocesanas allí presentes (Curia Episcopal, Cabildo Catedral, Seminarios diocesanos, consagrados, movimientos, grupos apostólicos y seglares).
El Vicario General ha explicado a Monseñor que el motivo de este encuentro era “expresarle nuestros mejores deseos con motivo de la ya cercana fiesta del Nacimiento del Señor y, como pueblo de Dios, alrededor de su Obispo, pedirle al Señor fuente y origen de todas las gracias que le asista con la fuerza del espíritu en el ya próximo año 2020 para que continúe usted siendo eficaz instrumento de la gracia de Dios en el servicio que desarrolla en esta Iglesia de Cuenca como garante de la fe y como principio de la unidad de todos los bautizados”.
Además, ha comentado que a los pies de Jesús, María y José querían acompañarlo en su oración y en sus desvelos de padre por toda la familia diocesana.
Para finalizar le ha reiterado el deseo de todos los presentes, y del resto de fieles que no han podido asistir a este acto, “nuestros deseos de una Feliz y Santa Navidad y un venturoso año nuevo”.
Seguidamente, Monseñor José María Yanguas ha dirigido unas palabras a todos los asistentes, agradeciéndoles su presencia, su felicitación y sus oraciones y deseándoles lo mejor para estas Navidades y para el nuevo año.
Monseñor ha recordado que “el nacimiento de Jesús es lo que celebramos estos días y por eso nos llena de alegría”. Y ha querido compartir con todos una frase que leyó hace unos días “la Navidad es la puerta por la que entra la alegría en el mundo”. Ha asegurado que se trata de una frase muy acertada “porque los cristianos sabemos muy bien por qué en estos días hay un entorno de alegría, nos saludamos, nos felicitamos, nos reunimos, cantamos… es porque el Señor ha venido, el Redentor, el Mesías, el que nos redime, nos rescata y nos libera ha venido, y ha venido para hacernos hijos de Dios”.
Esta entrañable felicitación navideña ha finalizado con la actuación del grupo Pulso y Púa quien ha interpretado varios villancicos y con la degustación de dulces navideños en la Sala Capitular.