Preocupa la conectividad entre la región y Madrid

L.G.E.
-

El Gobierno regional asegura que es una de las «principales preocupaciones» para el Ministerio y pide que vele por dar coherencia a las medidas de ambas comunidades. Además insisten en que no se viaje a los pueblos dentro de la misma provincia

Preocupa la conectividad entre la región y Madrid

Aunque son dos de las comunidades autómonas que han sido más castigadas por el coronavirus, tanto Castilla-La Mancha como Madrid han pedido pasar a la fase 1 el próximo lunes 11 de mayo. Si bien todavía no se sabe si el Gobierno de España va a autorizar al pase a ambos territorios, desde la Junta reconocen que «una de las principales preocupaciones del Ministerio, compartida por Castilla-La Mancha, es la conectividad que tienen con Madrid provincias como Guadalajara, Toledo o Ciudad Real por el AVE». Así lo señaló esta mañana la portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández en su comparecencia ante los medios de comunicación.
«La movilidad con Madrid es de lo que más preocupa porque la movilidad es clave para la supervivencia del virus», apuntó Fernández, por tanto sí, nos preocupa mucho la movilidad y le preocupa mucho al Ministerio». De hecho, esta conectividad con Madrid fue clave en los primeros días de expansión del virus para su extensión por Castilla-La Mancha.
Llegados a este punto, la portavoz del Gobierno regional cree que es labor del Ministerio dar «coherencia» a las medidas que se tomen para la desescalada tanto en Madrid como en Castilla-La Mancha. Aun así, Fernández no cree que las medidas que haya planteado Madrid para la fase 1 difieran mucho de las que ha presentado la Junta. Con todo, aprovechó para recalcar que por eso era importante prorrogar el Estado de Alarma para que el Ministerio de Sanidad mantenga el «mando único».
No vayan al pueblo. Pero no solo preocupa la movilidad entre Madrid y algunas provincias de Castilla-La Mancha, sino también los traslados que se puedan producir dentro de cada provincia, que es el ámbito geográfico de referencia para la desescalada. Fernández pidió que no se viaje salvo para casos imprescindibles a pueblos pequeños que han permanecido libre de coronavirus y que tienen una población envejecida.
La portavoz recalcó que en su documento de desescalada Castilla-La Mancha no ha propuesto adelantar los viajes a los pueblos, pero admite que «la decisión que se tomó fue que fuera la provincia la unidad de gestión para pasar a las siguientes fases de desescalada y no podemos desde una comunidad prohibir desplazamientos a municipios más pequeños donde hay población envejecida». Ahora bien, insistió en hacer una «llamada constante para que los movimientos sean los imprescindibles, que no sean gratuitos».
Fernández avisó de que no hay ningún lugar que este libre de un rebrote de coronavirus, así que pidió máxima prudencia a la población, sobre todo de cara a los colectivos más vulnerables.