El Ayuntamiento abrirá parcialmente la calle Canónigos

Redacción
-

El concejal de Patrimonio, Miguel Ángel Valero, ha explicado que los últimos estudios atestiguan que la superficie se ha estabilizado y de los 46 puntos de medición solamente en dos de ellos se ha movido con una oscilación de apenas tres milímetros

El Ayuntamiento abrirá parcialmente la calle Canónigos

El Ayuntamiento de Cuenca reabrió parcialmente la calle Canónigos para facilitar el tránsito peatonal entre el Puente de San Pablo y las Casas Colgadas tras comprobar que la superficie se ha estabilizado. 
Así lo ha dado a conocer el concejal de Patrimonio, Miguel Ángel Valero, que ha explicado que el Servicio Municipal de Obras reubicará las vallas para dejar un paso peatonal junto al muro de la Catedral mientras que el resto de la calle, donde se siguen realizando mediciones y estudios comprobatorios, permanecerá cerrado. Esto supone que los vehículos seguirán sin poder acceder. 
Según ha detallado Valero, el Consistorio toma esta decisión una vez se ha comprobado que la superficie se ha estabilizado y no hay peligro para los viandantes. Así se desprende de un primer estudio que el Ayuntamiento encargó a una empresa especializada para controlar el movimiento tanto del suelo como de la pared en la calle que da acceso a las Casas Colgadas. 
Según determina este estudio, de los 46 puntos de medición solamente en dos de ellos se ha movido con una oscilación de apenas tres milímetros en las últimas semanas, teniendo en cuenta además las fuertes lluvias de los últimos días.
Para llegar a esta conclusión se ha llevado a cabo un trabajo de campo consistente en colocar clavos de acero tanto en el muro como en el suelo y en la pared del tramo de calle que va desde el Puente San Pablo a las Casas Colgadas, y se han realizado mediciones en diferentes fechas.
Además, se colocaron dos bases con GPS para dotar de coordenadas georeferenciadas a todos los datos que se iban a tomar y se realizó un escaneado de toda la zona para posteriormente poder observar posibles deformaciones o movimientos tanto en el muro como en la calle. 
El concejal de Patrimonio ha recordado que el Consistorio se vio obligado a cortar la calle Canónigos el pasado mes de octubre tras detectar un importante rebaje en la calzada y grietas en el pavimento y en el propio muro. 
Desde entonces se han venido desarrollando trabajos topográficos, con el asesoramiento de varias empresas especializadas, para determinar las causas de esta anomalía. Asimismo, se han valorado diversas alternativas para abrir la calle al paso, dado que es un itinerario turístico fundamental. En este sentido, ha recordado que el Ayuntamiento proyectó la construcción de una pasarela provisional que de momento no será necesaria. 
Por último, Valero ha indicado que en las próximas semanas continuarán los estudios y mediaciones con objeto de  obtener el diagnóstico más preciso y, con esos datos, intervenir para su solución.