IU al PSOE: «A Vox no se le frena poniéndole ojitos a C's»

C.S.Rubio
-
IU al PSOE: «A Vox no se le frena poniéndole ojitos a C’s» - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

Izquierda Unida ve posible que en la región ocurra lo mismo que en Andalucía si los socialistas no se centran en buscar soluciones para el empleo y la alta tasa de pobreza


El coordinador regional de Izquierda Unida, Juan Ramón Crespo, lo tiene claro: «a Vox no se le frena con una ley electoral antidemocrática (que impide la entrada de grupos minoritarios en las Cortes) o poniéndole ojitos a Ciudadanos». Un más que claro aviso a navegantes a cinco meses de las próximas elecciones autonómicas y con el batacazo andaluz del PSOE aún caliente. Y es que, como advierte Crespo, en Castilla-La Mancha bien podría pasar lo mismo que en Andalucía.
A juicio del líder de IU, a los socialistas de García-Page les ha faltado en esta legislatura la ‘clave social’ en sus políticas. Como explica, se ha gobernado para «enriquecer a unos cuantos», sin interés alguno en revertir los recortes de Cospedal en materias como la educación, la sanidad o los servicios sociales.
Y lo argumenta con datos. Según insiste, la región continúa con una tasa de paro de más 16%, muy por encima de la media nacional y que en ciudades como Talavera y Puertollano roza el 30%. Sin perder de vista que los puestos de trabajo que se crean «son precarios, sin derechos, mal pagados y de carácter estacional».
 Además, recuerda que Castilla-La Mancha es una de las cuatro regiones más pobres de España. Basándose en varios informes, IU advierte de que un tercio de la población regional estaría hoy en situación de pobreza o exclusión. O lo que es lo mismo, que no podría hacer frente a un imprevisto de más de 600 euros. Y todo ello mientras «se han derrochado» millones procedentes de fondos europeos en «planes cortoplacistas, dirigidos a obtener réditos electorales y no para crear tejido industrial».
Es precisamente en estos castellano-manchegos con empleos precarios y con problemas para llegar a fin de mes donde la ultraderecha estaría encontrando su caladero de votos, tal y como advierte el líder regional de IU.
Además, García-Page se ha convertido «en el pim pam pum» de la Ejecutiva Federal, sin peso alguno para influir en temas como el trasvase Tajo-Segura, donde debería primar «el interés de los castellano-manchegos y no el partidista», según advierte Crespo.
Unas carencias socialistas que, para IU, aumentan si se miran desde una perspectiva de género. Comenzando por el pacto contra la violencia de género estatal, que «se queda corto» en cuanto a financiación. Este año a Castilla-La Mancha llegarán «cantidades irrisorias», que van desde los 31.000 euros de Albacete a los 15.000 euros de Toledo.
Y en un plano más autonómico, desde IU se denuncia que «las políticas de la Junta no son valientes y necesitamos que sean radicales. De lo contrario seguiremos normalizando las caravanas de mujeres en Pedro Muñoz, los anuncios de los puticlubs en la radio municipal de Mora o a los portavoces de Ciudadanos en Ciudad Real pidiendo que las feministas estemos fuera de las instituciones».