La Junta avala que los menús de los niños son equilibrados

L.G.E.
-

"Están en fase de crecimiento", expone la portavoz del Gobierno regional, "hemos puesto especial cuidado en que sea así"

La Junta avala que los menús de los niños son equilibrados - Foto: Javier Pozo

 En Castilla-La Mancha se arbitró un sistema de reparto de comida o de vales para que los niños becados en los comedores escolares pudiesen tener una alimentación adecuada aunque los colegios estuvieran cerrados. En concreto se llega así a más de 6.000 niños de la región. Si en 190 localidades hay comedor escolar, en 190 localidades se ha establecido un sistema para que esos menús sigan llegando (en 163 se hace por reparto y en 27 con vales).

La portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, que hoy trasladaba estos datos en comparecencia con los medios, aprovechó para recalcar que la comida que se les proporciona es «equilibrada». «Hemos puesto cuidado en que sea así», comentó, pues recordó que son niños que están en plena fase de crecimiento. La apreciación llega después de la polémica sobre la comida rápida que se daba a niños en Madrid.

5.500 equipos informáticos y 5.145 tarjetas de Internet repartidos

El 1 de abril, justo cuando terminaba el segundo trimestre, la consejera de Educación Rosa Ana Rodríguez anunció que se estaban poniendo en contacto con los equipos directivos de los centros para detectar qué alumnos no podían seguir las enseñanzas online al no disponer de equipos informáticos o conexión en casa. Y a la vez también querían saber qué equipos quedaban en los colegios y se podían repartir entre esos estudiantes.
La portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, dio esta mañana los datos de esta operación para reducir la conocida como ‘brecha digital’ en los alumnos, pues podía acabar derivando en una brecha también entre los aprendizajes alcanzados. Con esta iniciativa se han llegado a repartir 5.500 equipos informáticos. Fernández concretó que alrededor de 4.000 han sido de nueva adquisición, mientras que aproximadamente había unos 1.000 en los distintos centros educativos que se han podido recoger y distribuir a los alumnos que lo necesitaban.
Pero para seguir las clases online y poder recibir las tareas y tutorías, también es necesaria una conexión a Internet. Por este motivo, también se han repartido 5.145 tarjetas 4G para facilitar dicha conexión.