scorecardresearch

ARMH Cuenca celebra el arreglo del tejado de 'El Hospitalillo'

REDACCIÓN
-

El Ayuntamiento ha incluido en los presupuestos municipales de 2022 el acondicionamiento de la techumbre tras el programa Recual que se destinó a la rehabilitación del edificio en 2020.

ARMH Cuenca celebra el arreglo del tejado de 'El Hospitalillo'

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ARMH Cuenca celebra que el Ayuntamiento de Tarancón haya incluido en los presupuestos municipales de este año una partida para el arreglo del tejado del antiguo Hospital de Santa Emilia, El Hospitalillo. En 2020 uno de los programas Recual del Gobierno regional en la provincia se destinó a la rehabilitación parcial de este edificio. 

Fue en el año 2011 cuando la citada asociación de memoria histórica con sede en la ciudad taranconera decidió emprender acciones encaminadas a reivindicar El Hospitalillo y la necesidad de conservarlo y rehabilitarlo. «Desde entonces son miles de personas de todo el mundo las que lo han visitado y se interesan por su situación», destacan desde ARMH Cuenca, que pone en valor como han llevado el nombre de Tarancón y de este hospital por países como Alemania, Escocia o Irlandia. Asimismo, las investigaciones llevadas a cabo sobre su historia, antes, durante y después de la Guerra Civil (hasta la intervención de Regiones Devastadas en los años 50 del siglo pasado). Parte de lo averiguado ha sido recogido en el libro de reciente publicación Tarancón Rojo. «Incluímos los listados de los miles de heridos que pasaron por nuestros hospitales, de decenas de nacionalidades y españoles, por su puesto, que defendían la legitimidad republicana», añaden desde ARMH Cuenca, que subraya también su descubrimiento en torno a que Errol Flynn, Henri Cartier-Bresson y Ernest Hemingway estuvieran en Tarancón visitando los hospitales en distintos momentos de 1937.

Convencidos de que si no hubieran sacado a la luz esta parte de la historia nadie lo habría hecho, en cuanto a la conservación del inmueble expresan su satisfacción después de la campaña de dos años que llevaron a cabo en 2018 y el estado actual. Con ayuda de la ciudadanía, limpiaron, sellaron ventanas, sacaron basura, escombro, realizaron tareas de pintura, y además de forma paralela se fomentaron acciones culturales, con la música o la poesía y la pintura como protagonistas. El blindaje patrimonial para el antiguo Hospital de Santa Emilia, y su refugio, llegó a en 2019 cuando desde este colectivo consiguieron que se incluyera el Inventario de Patromonio Histórico-Artístico de Castilla-La Mancha, como elementos de interés patromonial. Esta denominación, que llegaba también tras una campaña de recogida de firmas, garantiza desde entonces la protección del edificio, que a partir de ahora «no podrá ser derribado sin autorización por parte de Patrimonio». De la gestión del mismo se ocupa el Patronato de la Fundación Lozano, que se fundó en 1922, hace 100 años, del que es presidente del alcalde, José Manuel López Carrizo. 

ARMH Cuenca celebra el arreglo del tejado de 'El Hospitalillo'ARMH Cuenca celebra el arreglo del tejado de 'El Hospitalillo'empuje municipal. En la apuesta por la conservación de El Hospitalillo el equipo de Gobierno actual no se ha definido el uso definitivo que querrían darle una vez acondicionado, pero sí que las propuestas escuchadas en los últimos años apuntan a proyectos de ámbito sociosanitario, como recogen los estatutos del citado patronato.  Que se destinara un espacio a Centro de Memoria o Museo de la Sanidad Militar, por su vinculación con las Brigadas Internacionales, como se lleva pidiendo desde 2010, no se ha descartado hasta la fecha. 

Entre tanto, desde ARMH Cuenca se alegran de que su rehabilitación «siga adelante ahora con empuje municipal, de que un edificio se salve, y siga así preservando su historia, toda». En este sentido, esperan que sirva de precedente para otros como el refugio antiaéreo de la estación ferrocarril, cuya protección patrimonial ha logrado recientemente también este colectivo. 

Cierre de la tapia tras el derrumbe

La tapia trasera de cierre del Hospital de Santa Emilia se derrumbó hace unos meses y un grupo de vecinos ha decidido tapar el hueco para evitar el acceso al edificio, al ver que no se solucionaba y para evitar actos vandálicos, como ha ocurrido en otras etapas. 

ARMH Cuenca ofreció ayuda al Ayuntamiento para el arreglo -sin coste alguno- de la tapia, que estaba en pésimas condiciones, pero no se aceptó. «No deja de ser curioso que se acepten patrocinios de empresas privadas para muchas actividades, pero se rechacen nuestros ofrecimientos  a colaborar, a pesar de lo mucho trabajado, en positivo, para su conservación, desde 2011», exponen. La intención de esta asociación es recuperar la ruta por Tarancón, Primera Línea de la Retaguardia Republicana, en septiembre, y esperan poder explicar a los visitantes El Hospitalillo, mostrando «aunque sea solo el patio», y la entrada al refugio antiáereo de la estación de tren. «Todo suma, no hay nada desdeñable apra promocionar nuestro pueblo, sumar no es dividir, por mucho que lo digan los enemigos de la pluralidad», recalcan.