Las lluvias de otoño dan superávit en Júcar y Segura

L.G.E.
-
Paloma Castro explicó que las heladas han llegado tarde. En Ciudad Real y Toledo la primera fue el 29 de noviembre. - Foto: Yolanda Lancha

Desde el 1 de octubre el Júcar recibe 210 litros por metro cuadrado (un 157% si se compara con lo habitual) y el Segura 121 (un 125%). El Tajo se queda en 98% y el Guadiana en 92%, rozando los valores medios para estas fechas

El año hidrológico ha llegado con buenas noticias. La delegada de la Aemet en la región, Paloma Castro,  las calificó de «esperanzadoras» porque dos de las cuencas que peor lo han pasado los últimos tiempos han dejado de ser deficitarias. Es lo que ocurre con el Júcar y el Segura, según los cálculos de precipitaciones desde el 1 de octubre.
En el caso del Júcar la precipitación ha llegado a los 210 litros por metro cuadrado, lo que supone un 157% en comparación con los valores habituales para estas fechas (133). En cuanto al Segura, son 121 litros por metro cuadrado, cuando los valores normales están en 97, así que suponen un 125%. En cambio, el Tajo y el Segura han estado en los niveles habituales. El Tajo se ha quedado al 98%, alcanzando los 186 litros por metro cuadrado y el Guadiana al 92%, con 159.
Los datos los ha aportado Castro en el resumen del otoño, empezando por las estadísticas nacionales. Entrando en terreno regional, reconoció que ha sido una estación más húmeda de lo normal. Sobre todo lo ha sido en Albacete, pero también ha estado en valores superiores a la media en Cuenca, Ciudad Real y Molina de Aragón. En cambio, en Toledo prácticamente han ‘clavado’ los valores normales.
Por volumen, donde más agua ha caído ha sido en la estación de Cuenca: 199,4 litros por metro cuadrado (los valores habituales para estas fechas estaban en 150). Destacan también los 183,4 de Molina, frente a los 134,1 de media y los 166,6 de Albacete, que supera de sobra los 109,8 propios de estos meses. En Ciudad Real han caído 158 litros por metro cuadrado, casi treinta más que la media, mientras que en Toledo han sido 104, apenas uno más que el nivel de promedio.
En cuanto a las temperaturas ha sido un otoño en general cálido. En concreto la Aemet califica muy cálido a Toledo, Ciudad Real y Cuenca. En Toledo la temperatura media fue de 17,7 grados cuando en estas fechas suele estar en 16,2. En Ciudad Real llegó a los 16,9 frente a los 15,8 de media y en Cuenca 14,9, cuando el valor normal es de 13,5. La variación ha sido menor en Albacete, con 15,3 grados frente a los 14,7 de media. Y ha sido otoño cálido hasta en Molina de Aragón. Sus 12,2 grados de media de septiembre están por encima de los 10,9 habituales.