CARTA DEL DIRECTOR

Francisco Javier Martínez


El político, el micrófono y las redes

Las palabras inapropiadas pronunciadas en un acto público las carga el diablo. Siempre hay algún micrófono inoportuno en las cercanías que suele captar lo que uno no quiere que salga de su círculo íntimo. Esta vez el micrófono recogió los calificativos que lanzó el expresidente de la Diputación Provincial de Cuenca, por mandato de los conquenses, Benjamín Prieto, contra políticos del PSOE. Se encontraba en un acto en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) y representaba a todos los conquenses, ya que acudió como cargo público electo. Insultó a los socialistas presentes, a los que tildó de «rojos», «sinvergüenzas» y «falsos».
Lo curioso del caso es que esta grabación de enero de 2019 salga ahora a la luz. ¿Será fuego amigo o será enemigo? Tengo que recordar que los congresos provinciales están en ciernes y unas declaraciones de este cariz deben inhabilitar al señor Prieto para la reelección. Y lo tienen que hacer, porque la actitud del entonces presidente de la Diputación está en las antípodas de los valores democráticos vigentes en la actualidad. El PP, que quedó muy tocado en Cuenca tras las elecciones autonómicas y municipales de este año, necesita perfiles nuevos con ideas nuevas y no anclarse en visiones del panorama político hundidas en el siglo pasado. Es tiempo de pactos, acuerdos y diálogo entre políticos y partidos y la actitud de Benjamín Prieto se encuadra en una política de trincheras que, hoy por hoy, no aporta absolutamente nada.
Las explicaciones que el dirigente popular ofrece a través de las redes sociales redundan en sus pensamientos de confrontación, con acusaciones veladas hacia el PSOE que no vienen a cuento. Y lo hace a través de una red social, sin dar la cara en una comparecencia pública, que es donde se miden los verdaderos políticos de raza. Sin embargo, ahora la moda es hacer declaraciones a través de las redes sociales. ¿No será que Facebook o Twitter son el refugio de los políticos mediocres que campan por España? Aún siendo niño, recuerdo cómo salían los diputados del Congreso horas después del 23-F y cuando los periodistas les metían el micrófono contestaban adecuadamente y sin un papel delante. ¡Y habían estado al borde de la muerte! 
Parece que el tiempo de Benjamín Prieto ha pasado y, después de conseguir hitos históricos en el Partido Popular en la provincia conquense, es hora de echarse a un lado y dejar sitio a otras personas que cojan el relevo y sumen impulso nuevo a la democracia.



Las más vistas

Opinión

En camilla

El inminente cambio del sistema educativo que por aquel entonces se fraguaba parecía inquietar solamente al profesorado