scorecardresearch

La Orquesta Barroca de Helsinki actúa en el Teatro-Auditorio

Redacción
-

La formación, que se caracteriza por una ejecución historicista, interpretará una de las obras cumbres de Bach

Los integrantes de la Orquesta Barroca de Helsinki. - Foto: J.L.G.

El Teatro Auditorio José Luis Perales acogerá mañana martes, a las 20,30 horas, la interpretación integral de los seis Conciertos de Brandemburgo de Johann Sebastian Bach, a cargo de la Orquesta Barroca de Helsinki, dentro de su programación de otoño-invierno.

Fundada en 1997, la Helsinki Baroque Orchestra está compuesta por una nueva generación de músicos finlandeses de gran calidad que ofrecen conciertos de música antigua y una interpretación de mucha frescura en sus recitales. Se caracteriza por el profundo trabajo de investigación que realizan sobre la música barroca, ya que utilizan instrumentos de época y prácticas de interpretación historicista. Durante dos décadas las actuaciones y grabaciones de la formación han cautivado al público con una combinación de elocuencia emocional y una vitalidad contagiosa.

Bajo la dirección de Aapo Häkkinen y con la interpretación solista de Dmitry Sinkovsky, profesor de violín en el Departamento de Música Antigua del Conservatorio Tchaikovski de Moscú, ejecutarán cada uno de los seis conciertos que el compositor alemán presentó en 1721 a Christian Luis y que establecen un precedente en la escritura musical sin parangón, con un amplio espectro de instrumentos de orquesta en una serie de combinaciones audaces.

En la primera parte interpretarán el Concierto número uno en fa mayor BWV 1046; el Concierto número cinco en re menor BWV 1050, en el que Bach sorprende al oyente haciendo que el clave alcance un protagonismo inusitado; y el Concierto número cuatro en sol mayor BWV 1049, uno de los más luminosos en cuanto a expresión. Tras el intermedio llegará el Concierto número dos en fa mayor BWV 1047, de gran virtuosismo; el Concierto número tres en sol mayor, BWV 1048, el más popular de la serie; y el Concierto número seis en si bemol mayor, BWV 1051, con una instrumentación muy inusual.