CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


Panorama oscuro tirando a negro

31/12/2019

No hay motivo para la euforia sino todo lo contrario. El entreguismo de Sánchez al independentismo no augura nada bueno, y las políticas fiscales pactadas con Pablo Iglesias, complementadas con unas medidas de generosidad excesiva que desbaratan las cuentas, van a provocar no solo un paro galopante sino que las arcas del Estado van a quedar temblando. Por no mencionar que Bruselas puede reaccionar a la dadivosidad exagerada con multas y restricciones que dibujan un panorama de futuro muy oscuro, negro. Se incrementará el euroescepticismo, si no al tiempo.

La Abogacía General del Estado ha actuado a conveniencia de Pedro Sánchez. El comunicado de la directiva de la Asociación de Abogados del Estado puede tirarse directamente a la papelera, porque si el equipo de Consuelo Castro ya había dañado su prestigio cuando cambió el delito de rebelión por el de sedición –aunque se defienden con el agrgumento de que el Supremo se pronunció finalmente por sedición- es de dominio público que el cambio se produjo a instancias del gobierno. Y ahora la Abogacía General vuelve a quedar bajo sospecha al poner en bandeja a Sánchez el apoyo de ERC a su investidura, con una actitud respecto a la situación de Oriol Junueras que parece redactada por un coro de ángeles y arcángeles. .

Nunca un candidato a presidente de gobierno había jugado con el prestigio de las instituciones, echándose en manos de un partido independentista y de otro que no lo es pero hace suyas algunas de las ideas del independentismo. Por no mencionar que Sánchez avanzó tanto en su disparatada gestión de la investidura, que ERC exigió mucho más de lo pensaba exigir en un principio, porque comprendió que Sánchez estaba dispuesto a todo ya que no tenía vuelta atrás: había quemado todas sus

naves. El espectáculo provoca inquietud y vergüenza no ha importado a Sánchez el destrozo del Psoe, laminado por décadas una vez que Sánchez salga de Moncloa, porque saldrá algún día; Sánchez e Iglesias se han reido de la tan publicitada transparencia, y son dos de los personajes sin principios que nos van a gobernar. El PNV se ha apresurado a cerrar su pacto después de haber puesto reticencias al pacto de Sánchez con Podemos; evidentemente las reticencias pretendían que Sánchez se mostrara aún más generoso con los vascos. Igual que los partidos regionalistas, vaya papelón el suyo.

Pero esto es lo que hay: unos políticos capacesde cualquier cosa con tal de gobernar. Políticos que engañan, amenazan, chantajean, se toman la defensa de la Constitución a título de inventario, vuelven a eso tan antiguo de los ricos y los pobres y compran voluntades a golpe de talonario. A ver quién es el empresario que va a mantener su plantilla con una subida importante de impuestos y, además, el incremento del salario mínimo interprofesional...

Lo vamos a pasar peor que mal. Pero Sánchez sonreirá más que nunca porque mantiene su despacho en Moncloa.