Máxima división ante la prisión permanente

SPC
-
Máxima división ante la prisión permanente - Foto: A.PEREZ

El asesinato de la joven Laura Luelmo devuelve a la actualidad el debate de una pena que apoyan PP y Ciudadanos y sobre la que el Constitucional debe pronunciarse ante de su posible derogación

El asesinato de la joven zamorana de 26 años Laura Luelmo ha vuelto a agitar el debate político en torno a la prisión permanente revisable, un castigo que defienden el PP y Ciudadanos y que rechaza el resto de partidos, aunque el PSOE ha decidido esperar a que se pronuncie el Tribunal Constitucional antes de tomar una decisión para derogarlo.
Como ya ocurrió tras los asesinatos del niño Gabriel o de Diana Quer, el crimen de Huelva ha resucitado una discusión que había quedado congelada en el Congreso y que una parte muy importante de la sociedad española reivindica.
El pasado marzo, con el PP en el Gobierno, el pleno del la Cámara Baja comenzó a tramitar una proposición de ley del PNV para derogar esa controvertida ley penal, que ha sido aplicada en cinco ocasiones por la Justicia en España.
Desde la tribuna del Hemiciclo, los padres de Diana Quer, Marta del Castillo, Sandra Palo, Mari Luz Cortés y familiares de Yeremi Vargas presenciaron un agrio debate en torno a una medida que impulsó el exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón en 2012 y que fue incluida finalmente en el Código Penal en 2015 solo con apoyo del grupo popular.
El 30 de junio de ese año, en vísperas de su entrada en vigor, la oposición en bloque recurrió ante el Constitucional la que es desde entonces la máxima pena privativa de libertad para delitos tipificados como especialmente graves.
Son ocho los supuestos en los que se puede aplicar: el asesinato de un menor de 16 años o de una persona especialmente vulnerable; el cometido junto a un delito sexual; cuando el asesino pertenece a un grupo u organización criminal; el asesinato múltiple; matar al Rey, la Reina o al Príncipe o Princesa e Asturias; matar a un jefe de Estado extranjero; y el genocidio y los crímenes para la humanidad.