Caravaggio recobra su esplendor

SPC
-
Caravaggio recobra su esplendor - Foto: Rodrigo Jiménez

El Thyssen presenta la restauración de 'Santa Catalina de Alejandría', una pieza que supuso el paso previo a la madurez del artista Barroco

Fue una obra clave en la trayectoria del genio del Barroco Michelangelo Merisi da Caravaggio. Santa Catalina de Alejandría es la pieza que supuso el paso previo al artista maduro, que deja la pintura sensual y decadente para entrar en una etapa trágica y terrible. Algo que puede percibirse con más fuerza que nunca, ahora que el lienzo ha recuperado su esplendor tras ser restaurado. 
El museo Nacional Thyssen-Bornemisza presentó ayer el resultado de los trabajos de recuperación del óleo, así como el estudio técnico del mismo. El proceso de restauración, que ha contado con la colaboración de Asisa, ha durado cerca de nueve meses y estará expuesto en la sala 11 de la pinacoteca en un montaje hasta el próximo 26 de mayo, acompañado de imágenes, radiografías y de infrarrojos que ilustran los aspectos más destacados de esta obra. 
El director de la pinacoteca, Guillermo Solana, destacó las particularidades de esta pieza, una de las pocas presentes en España procedentes de la mano de Caravaggio -también hay en el Museo del Prado, en la colección de Patrimonio Nacional, en el Museo de Montserrat y el de la catedral de Toledo-. 
La santa de Caravaggio es «una santa popular, filósofa e intelectual», alejada de los cánones de la época. La modelo era Filide Melandroni, una cortesana de 17 años que aparece representada «como buscando una postura, mirando directamente» al pintor y con la palma -características de las santas- abandonada en un almohadón.