scorecardresearch

Melero confía en presentar el Presupuesto en diciembre

Leo Cortijo
-

Los plazos que el concejal de Hacienda tenía marcados en un principio para presentar y aprobar las cuentas «vuelven a cobrar visos de realidad» tras la reformulación del impuesto de plusvalía por parte del Ejecutivo central

Imagen de archivo de la fachada principal del Ayuntamiento. - Foto: Reyes Martínez

Ya no llueve tanto para los ayuntamientos. «Dicho y hecho», en palabras de la propia ministra María Jesús Montero. Apenas ha transcurrido un puñado de días entre que el Tribunal Constitucional declarara nulo el método de cálculo del impuesto de plusvalía y que la responsable nacional de Hacienda sacara adelante, vía real decreto ley en un Consejo de Ministros extraordinario, una reforma para reactivar este tributo y propiciar así que los responsables de los caudales municipales de todo el país puedan respirar más aliviados. Más todavía cuando la inmensa mayoría perfilan los últimos flecos en la elaboración del Presupuesto del año que viene.

Ese es el caso de Cuenca, donde el concejal de Hacienda, Juan Manuel Martínez Melero, recibía la sentencia del alto tribunal con «gran preocupación» porque enviaba al limbo su intención de presentar las cuentas a finales de este año. De este «varapalo», y después de que el Ejecutivo central haya movido ficha, se ha pasado a una «cierta tranquilidad», comenta el edil que observa con «satisfacción» la nueva normativa. Ahora bien, también hay una dosis importante de cautela, pues lo primero es analizar con calma el decreto ley para ver «qué repercusión puede tener en la recaudación».

Martínez Melero tiene la intención de fijar una reunión con los servicios de Recaudación y Tesorería «con el fin de tener una previsión de ingresos para finalizar este ejercicio, pero sobre todo de cara a 2022 porque eso se va poder reflejar en el proyecto de Presupuestos», argumenta. Así pues, la incógnita de las cuentas queda despejada. El concejal es optimista e insiste en que los plazos que tenía marcados en un principio «vuelven a cobrar visos de realidad». Esos plazos se traducen en que, gracias a lo «avanzado que teníamos el trabajo», el Presupuesto «pueda presentarse en el mes de diciembre y ser propuesto para aprobación a finales de este ejercicio o, como mucho, en el primer mes del año que viene».

Actualizaciones. Tras la publicación en el BOE de la nueva normativa, los consistorios tienen ahora seis meses para reformular las ordenanzas que regulan el impuesto de plusvalía. El responsable de Hacienda comenta que en el Ayuntamiento de Cuenca ya se venía trabajando en la actualización de las ordenanzas fiscales y que, no en vano, en el último Pleno se aprobó la modificación de varias de ellas. «Seguimos trabajando en la actualización de otras y ahora por imperativo del real decreto ley haremos lo propio con la que regula la plusvalía», remata.

De hecho, reconoce que ya intentaron una actualización de este tributo por mandato del Pleno para introducir bonificaciones o, incluso, una bajada del tipo de gravamen, pero no pudieron llegar a buen puerto «porque nos lo impedía el Plan de Ajuste». Martínez Melero no lo descarta del todo a medio y largo plazo, y es que estudiarán si esa opción es posible durante el «continuo» análisis de las ordenanzas.